Noticias Destacadas SPV Sevilla


31 de diciembre de 2017

El mejor antídoto para conservar el trabajo frente a un robot: escapar de la rutina

Alarman cifras como que 800 millones de trabajos están en peligro o que la mitad de los puestos de trabajo serán automatizados

En realidad la evidencia muestra que se crean puestos de trabajo en sectores diferentes y el saldo es neto o de creación, la pregunta es si los nuevos empleos tienen las mismas condiciones La palabra del año 2017 para la Fundéu es aporafobia (odio al pobre). Pero a este paso no es descartable que en 2018 el término del año sea ludismo. El odio a las máquinas vuelve de nuevo y en un ambiente de sueldos precarios y atonía el temor a que un robot nos quite el puesto de trabajo va in crescendo.

Las cifras de grandes consultoras tipo McKinsey son a priori alarmantes. Alrededor de 800 millones de trabajos serán reemplazados en todo el mundo por máquinas de aquí al 2030. Un reciente estudio de la Universidad de Oxford decía que en algunas áreas, como Latinoamérica, la tasa de sustitución llegaría casi al 60%. Pero en países como Estados Unidos la tasa de reemplazo por máquinas es también muy elevada, por encima del 40%. Estos lúgubres datos esconden otra verdad que también están revelando la ciencia y los estudios. Que en parte, los robots tienen características de la energía: ni crean ni destruyen puestos de trabajo, en realidad los transforman. En un reciente estudio de diciembre de dos investigadores de la Universidad de Bonn en el Centre for Economic Policy Research, se señalaba que el saldo entre los puestos de trabajo que se destruyen por robot y los que se crean nuevos es prácticamente cero y, en algunos casos, positivo.

Los investigadores analizaban el impacto de las patentes de inteligencia artificial en Estados Unidos en las zonas en las que se registraban. Su conclusión es que, en general, cuantas más patentes de automatización en un área, más población ocupada había en la zona. Solo había una excepción para esta premisa: que en el área hubiera sobre todo trabajos de tipo rutinario, en cuyo caso el efecto se diluía y prácticamente quedaba neutro. Así las cosas, la rutina es la palabra anatema para que un robot birle un puesto de trabajo. A esta conclusión llegan también dos prestigiosos investigadores de MIT y de Carnegie Mellon que han publicado la semana pasada un artículo en Science sobre el impacto de la inteligencia artificial en el mercado de trabajo.

Los autores analizan qué pueden y qué no pueden aprender a hacer bien los robots para dar con hasta ocho criterios clave que describen el tipo de tareas con las que la inteligencia artificial puede llegar a desempeñar una labor también como un hombre y, por lo tanto, usurpar su puesto de trabajo. En principio, cualquier tarea que se salga de la rutina e implique utilizar inteligencia emocional y empatía lleva todas las de perder con la inteligencia artificial. Aunque procesar datos se le da muy bien a los robots, tienen que procesar miles de datos para poder almacenar un gran número de relaciones causa-efecto que le lleve a poder acertar en un análisis. Esto hace que no valgan para procesar datos o pistas desorganizadas o demasiado heterogéneas para poder elaborar una conclusión. ¿Cómo es posible? Porque algunas predicciones humanas se saltan que correlación no es causalidad y asocian determinados datos a un resultado en el que luego aciertan. A un robot saltarse así una regla es algo que le cuesta entender. A siempre tiene que dar lugar a B.

Así que todos aquellos trabajos en los que se procesen datos complejos pero no necesariamente sistematizados, como la medicina o los cuidados, tienen muchas menos posibilidades de ser reemplazados. Tampoco aquellos en los que un margen de error como el que tiene todavía la inteligencia artificial sea inaceptable, como en defensa privada o seguridad. El artículo de Science concluye que la inteligencia artificial puede también ayudar a mejorar algunas partes del trabajo pero no el total. Por ejemplo, puede ayudar a los abogados a clasificar documentos relevantes para un caso pero no podrá entrevistar bien a testigos. Podrán leer muy bien ecografías u otras imágenes médicas, pero no hacer las preguntas adecuadas a los pacientes sobre síntomas y desde luego no reconfortarlos. 

El estudio advierte de que la parte emocional tampoco es tan imprescindible para sustituir a un humano. Por ejemplo, han puesto a prueba a vendedores y han descubierto que la inteligencia artificial es muy buena estudiando las transcripciones entre un vendedor y un cliente y luego utilizando esos diálogos para construir chatbots que ayuden en venta a distancia. Con todo, con estos criterios no sorprende que el estudio de Oxford hiciera un ránking con los diez tipos de puestos de trabajo con menos probabilidades de ser sustituidos por máquinas y que estos estuvieran acaparados por terapeutas, trabajadores sociales, trabajadores de emergencias, cirujanos y otros trabajos que implican contacto directo y manual con otros seres humanos.

El estudio de los investigadores de Bonn, el que decía que el empleo no se destruye sino que se transforma sí destaca un aspecto que puede ser en cierto punto alarmante: el nuevo empleo pasa de las fábricas y de las industrias al sector servicios. Algunos trabajadores necesitarán un periodo de transición para reconvertirse (de ahí la importancia para algunos de las redes de protección como la renta básica), y otros no lo conseguirán. Pero la pregunta es si el sector servicios, tradicionalmente menos sindicalizado y con sueldos más bajos, podrá generar la misma calidad de empleo que lograron las fábricas.

Los vigilantes de Seguridad Integral Canaria en La Palma llevan tres meses sin cobrar y pasan “una Navidad triste”

La veintena de trabajadores de esta empresa que presta su servicio en la Isla vive “una situación dramática”

La veintena de vigilantes de seguridad de la empresa Seguridad Integral Canaria que prestan su servicio en La Palma llevan “tres meses sin cobrar y están pasando unas Navidades tristes, porque la situación es dramática”, ha señalado a este digital Juan Díaz, de la Federación de Trabajadores de la Seguridad Privada (FTSP)-USO Canarias, que este martes intervino en una rueda de prensa en Las Palmas de Gran Canaria para abordar la situación por la que pasan los empleados de esta empresa en el Archipiélago, tras la presentación de un concurso de acreedores voluntario. 

El director general de Relaciones con la Administración de la Justicia del Gobierno de Canarias, Cesáreo Rodríguez, informó recientemente de la decisión de no prorrogar el contrato con la empresa Seguridad Integral Canaria que presta el servicio de vigilancia y seguridad de los órganos y sedes judiciales de la Administración de Justicia de la Comunidad Autónoma. En su lugar, ha optado por contratar otras empresas a partir del 1 de enero de 2018 que garantizan el sueldo de los trabajadores que realizan esas funciones hasta que se complete el proceso de adjudicación definitivo, previsto para el primer trimestre del próximo año. En concreto, se trata de Securitas en el caso de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, y Prosegur en Las Palmas.

Juan Díaz ha insistido en que los trabajadores de Seguridad Integral Canaria “están sufriendo una situación dramática que se agrava con la llegada de las Navidades, porque algunas familias han tenido que pedir ayuda y los sindicatos estamos ayudando como podemos, incluso a nivel alimentario, pero nuestro papel no es ese sino defender a los trabajadores en el día a día”. “Esperemos que ahora se empiecen a ceder los servicios a empresas que cumplan el convenio colectivo, pero ya se ha hecho mucho daño porque las familias tienen que comer y pagar alquileres, hipotecas, agua y luz”, añade. “Los trabajadores acuden a sus puestos diariamente sin cobrar desde hace tres meses, están trabajando sin percibir su salario, y si tú dejas de ir al trabajo te despiden, pero si no cobras no pasa nada”, se queja. “No tienen dinero ni para poner gasolina a su coche o coger la guagua”, afirma.

LUGO: Técnicas de defensa para vigilantes de seguridad para defenderse ante una situación de riesgo


Dos expertos explicaron a diez vigilantes de seguridad técnicas para defenderse ante una situación de riesgo


Engrillamiento, reducción de personas peligrosas, utilización de la defensa, técnicas de reducción y de golpeo para defenderse de un ataque con arma blanca, derribos... Son algunas de las técnicas que dos expertos mostraron a diez vigilantes que se encargan de la seguridad en los centros sociales y entre cuyas misiones está la de proteger a los trabajadores de los centros. Las clases, de tres horas, fueron en el antiguo local de Cettsa de Lugo.

El objetivo principal de estas clases fue determinar recursos físicos para aplicar en una situación real de agresión en contra del agente o en contra de terceras personas que trabajan o visitan una instalación donde se encuentran guardias o vigilantes. Los expertos en técnicas de defensa personal explicaron que las técnicas a utilizar deben hacerse en forma proporcional y solo en la medida que sea necesario, minimizando los riesgos físicos para los agentes, terceras personas y el individuo que se vea involucrado. Según indicaron, es importante que en la capacitación, el alumno comprenda la importancia de la correcta utilización de las técnicas de defensa personal, para lo cual debe considerar que lo mas práctico en la defensa personal es la reducción y posterior inmovilización con un desarme seguro según corresponda, adecuando cada técnica con la aplicación de grilletes de seguridad dentro del marco regulatorio. El objetivo del curso estuvo enfocado a proporcionar una formación completa en las técnicas defensivas más competentes, eficaces y entregándose una enseñanza con dominio técnico.

30 de diciembre de 2017

BILBAO: Euskotren rechaza una agresión a personal de la estación de Etxebarri

Imagen relacionadaEl Comité de Dirección y el Comité Permanente de Euskotren han mostrado hoy su repulsa por una agresión que sufrieron ayer por la tarde el auxiliar de estación y dos vigilantes de seguridad de la estación de Kukullaga-Etxebarri del Metro de Bilbao, que opera la compañía ferroviaria.


La agresión se produjo sobre las 18.30 horas de ayer, después de que el personal del Metro llamara la atención a un hombre que llevaba un perro "de cierto tamaño" suelto, cuando la normativa exige que vaya atado, según han informado fuentes del departamento vasco de Seguridad. El autor de la agresión fue supuestamente el dueño del perro. El hombre está identificado y figura para la Ertzaintza en calidad de investigado. La Ertzaintza ha recogido dos denuncias por presuntos delitos de lesiones presentadas por los empleados del Metro. Las citadas fuentes han precisado que las lesiones sufridas por los trabajadores no son graves.

En una nota, el comité de dirección de Euskotren ha indicado que "el tipo de violencia física y verbal que está padeciendo el personal que trabaja en el transporte público al servicio de la sociedad no puede ser tolerado". La dirección señala que las víctimas de la agresión fueron el auxiliar de estación y dos vigilantes de seguridad. Según ha indicado, no se puede permitir que "personas que están desarrollando las tareas propias de su puesto de trabajo sean violentadas, amenazadas o agredidas por ello".

En otro comunicado, el Comité Permanente de Euskotren ha mostrado su "más absoluta repulsa ante esta y todas las agresiones sufridas por los trabajadores durante su jornada laboral". Este comité, que en su nota se refiere a la agresión sufrida por "un trabajador", ha destacado que este tipo de actuaciones violentas son realizadas por "una minoría violenta", pero, ha añadido, "no por ello deja de ser preocupante". El Comité de Dirección de Euskotren y el Comité Permanente han animado a los ciudadanos y a la plantilla a participar en una concentración prevista para mañana a mediodía en la estación de Atxuri, en Bilbao, para rechazar la agresión.

El «desguace» de Seguridad Integral Canaria deja sin vigilancia punto de encuentros familiares y refugiados

El sindicato USO advierte que «los 1.500 trabajadores han sido los más perjudicados ante la pasividad» de las autoridades. «Los trabajadores se han quedado en la miseria»

La decisión el viernes 23 de diciembre de Seguridad Integral Canaria de concurrir al concurso de acreedores, adelantada por ABC el pasado 17 de diciembre, habría generado que, desde el pasado fin de semana, empleados de la empresa se hayan establecido por su cuenta y, en parte, dejado sin cobertura espacios críticos de vigilancia familiar Este hecho habria afectado a un centro de refugiados político ubicado en la capital grancanaria. Los puntos de encuentro familiar son ámbitos neutrales que permite el intercambio de menores con sus padres en situaciones de conflicto familiar. Muchos de esos casos, vienen motivados por medidas cautelares con orden judicial de separaciones traumáticas para los niños. Y Navidad es un periodo muy sensible para los menores. Estos centros son competencia del Gobierno de Canarias que, al mismo tiempo, delega funciones en adminisraciones locales. El Cabildo de Gran Canaria espera rescindir los contratos con Seguridad Integral Canaria este 2017.

En la actualidad existen en Canarias dos puntos de encuentros, uno en Gran Canaria y uno en Tenerife. Lo que estaría ocurriendo es que, por la ausencia de salarios de la empresa de seguridad, algunos emleados habrían mermado la vigilancia presencial en Gran Canaria. Esto ha generado retrasos en los cambios de guardias y no presencia de vigilantes. La empresa ha pedido a un juzgado grancanario que intervenga en sus cuentas para evitar una presunta quiebra. El pasado fin de semana y el 25 de diciembre, que era festivo, se habrían detectado ausencias de vigilantes en los momentos en los que deberian incorporarse a su puesto de trabajo, según indicaron este martes a ABC diversas fuentes consultadas, ninguna sindical. Un vigilante explicó a ABC «se han generado retrasos y han hablado de ausencia de gente, pero yo estoy al tanto de lo mío». Navidad suele ser una fecha crítica en cuanto a los encuentros entre padres separados e hijos.

Los empleados estarían tomando esta medida porque interpretan que, al estar la empresa en un proceso concursal, sus salarios van a cobrarse con más retraso del que esperaban. Algunos llevan hasta dos meses sin cobrar. Y han optado por pasar estas fechas con sus familias. Hay vigilantes acudiendo a centros de repartos de alimentos al carecer de dinero para comprarlos.

Refugiados Como adelantó ABC en septiembre pasado el contrato de vigilancia y protección de centros de internamiento educativo para menores infractores de Canarias. En concreto, La Montañeta y Valle Tabares están en manos de Alcor Seguridad por un valor de algo más de seis millones de euros. En estos centros no se han generado problemas. En Gran Canaria, por ejemplo, la crisis presencial de seguridad habria afectado al Centro de Migraciones San Antonio, donde residen personas a la espera de obtener el asilo definitivo. Hay 27 personas de Venezuela, Rusia, Honduras, Gambia y Colombia. La Comisión Española de Ayuda al Refugiado en Canarias es la entidad que tutela a estos demandantes de asilo. Las últimas cifras de Cear informan que hay 53 personas acogidas en Gran Canaria, mientras que otras 30 se encuentran a la espera de conseguir una plaza en alguno de los centros.

«Drama» El sindicato USO ha instado este martes al Gobierno de Canarias a que «no mire para otro lado» ante «el drama» que sufren los 1.500 empleados de Seguridad Integral Canaria que llevan «cuatro meses» sin cobrar y «rescate los contratos de vigilancia» que en su día adjudicó a la empresa. Este sindicato ha pedido al Gobierno canario y al resto de administraciones públicas que apuesten de manera «clara y contundente» y cuanto antes por esa medida, para poner fin al «calvario» de los empleados de Seguridad Integral Canaria y de sus familias, que en algunos casos «no tienen ya ni para comer».

1.500 empleados El secretario general de la Federación de Seguridad Privada de USO, Basilio Febles, ha tachado de «vergonzosa» la situación generada por la compañía desde que en agosto anunció que dejaba la mayoría de actividades y traspasaba sus contratos a otras empresas del sector, lo que ha devenido en «un proceso plagado de mentiras» donde «los trabajadores han sido los más perjudicados ante la pasividad» de las autoridades. Febles ha advertido que unos 1.500 empleados de Seguridad Integral Canaria en el archipiélago van acumulando impagos de salarios con unas consecuencias «gravísimas», porque, si bien algunos tienen familiares que les han socorrido, otros son los únicos que llevan ingresos a sus casas.

Guaguas Municipales y Justicia Desahucios, impagos y presiones de los bancos son algunos de los problemas que están sufriendo los empleados de SIC que llevan meses sin cobrar, ha enumerado Juan Díez, secretario general de la Federación de Seguridad Privada de USO en Canarias, que ha añadido que, además, hay quienes han llegado a «la auténtica miseria», quedándose sin dinero siquiera para pagar la guagua para acudir a su puesto laboral o para comprar comida. USO dice haber constatado de forma directa esos problemas, tanto a través de iniciativas que han puesto en marcha los empleados de Justicia o de las Guaguas Municipales que han hecho colectas para reunir fondos para los vigilantes destinados en sus lugares de trabajo como en su propia sede, a la que están acudiendo a pedir ayuda.

Aena licita con mejoras salariales la seguridad de los aeropuertos tras un año conflictivo

Los pliegos valoran el contrato en 370 millones y recogen los pluses para los vigilantes pactados tras la huelga de El Prat

Aena ha convocado la licitación para la contratación del servicio de seguridad en los aeropuertos de la red española por 370 millones de euros para los próximos dos años, un importe notablemente superior a los contratos en vigor para dar cumplimiento al acuerdo al que llegaron los sindicatos de vigilantes con la Administración y la patronal para mejorar sus condiciones laborales el pasado mes de noviembre, tras los paros llevados a cabo en verano en el aeropuerto barcelonés de El Prat.

La licitación de estos servicios se ha hecho distribuido en dos expedientes de contratación debido a su tamaño. Uno que recoge 27 aeropuertos de mayor tráfico (de más de 400.000 pasajeros) por 359,46 millones, y que tendrá diversos adjudicatarios al estar dividido en lotes, y otro para los 20 aeropuertos de la red con un tráfico menor a 400.000 pasajeros y que tendrá un único adjudicatario, por un importe de asciende a 10,86 millones, según publica este viernes el Boletín Oficial del Estado (BOE). En ambos casos, el plazo para presentar ofertas finalizará el próximo 2 de febrero.

Reparto por empresas Cerca de 6.000 trabajadores de subcontratas realizan tareas de seguridad en toda la red aeroportuaria. Los contratos en vigor ascienden a 284 millones de euros por todos los conceptos. Actualmente, Eulen, Prosegur e ICTS Hispania se ocupan de las tareas de seguridad en los filtros de control de pasajeros y equipajes en el 94% de los aeropuertos españoles. Eulen se encarga de la seguridad en 21 aeropuertos, Prosegur en 17 e ICTS en otros siete. Los tres aeropuertos restantes son para Segurisa (Santander y Jerez de la Frontera) y Tablisa (Palma de Mallorca). Con los nuevos contratos, los vigilantes de seguridad que trabajen en los aeropuertos de la red a Aena tendrán derecho a cobrar los pluses pactados en el acuerdo alcanzado por los ministerios de Fomento, Empleo e Interior con sindicatos y empresarios sobre la contratación de servicios de seguridad privada el pasado mes de noviembre.

Un año conflictivo El pacto tiene lugar después del conflicto registrado en El Prat el pasado verano cuando los vigilantes de seguridad secundaron paros en demanda de mejores condiciones laborales, y amenazó con extenderse a otros aeropuertos españoles. En virtud del acuerdo, Aena se compromete a exigir el compromiso del pago de este plus en los pliegos de los contratos de seguridad de su red para garantizar que se hace efectivo. En Madrid-Barajas los vigilantes también habían convocado una protesta para esta Navidad por motivos salariales, aunque quedó anulada por una juez para evitar el colapso en vacaciones.

La contratación de los servicios de seguridad en los 27 aeropuertos de mayor tráfico tendrá diversas particularidades, dado el amplio espectro de funciones a desarrollar por las empresas. Así los servicios de seguridad del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas están repartidos en cuatro lotes con cuatro empresas adjudicatarias, cada una de ellas para llevar a cabo una función específica, por un importe máximo de 105 millones de euros. Y lo mismo sucede con el aeropuerto de Barcelona El-Prat, cuya seguridad está repartida en tres lotes, por un importe conjunto de 67 millones de euros.

PLUSES PARA LOS VIGILANTES Con los nuevos contratos, los vigilantes de seguridad que trabajen en los aeropuertos de la red de Aena tendrán derecho a cobrar un plus, una cantidad adicional a su salario, que además subirá un 2% anual, según el acuerdo sobre contratación de este tipo de servicios alcanzado por el operador aeroportuario y las empresas y sindicatos del sector. En concreto, los vigilantes de seguridad que trabajen en aeropuertos tendrán un plus de 0,68 euros por hora efectiva de trabajo, importe básico que será igual para todos, independientemente de la empresa o la instalación en la que trabajen.

En el caso de los vigilantes encargados de los sistemas de radioscopia (los arcos de control de seguridad), sumarán una cantidad adicional de 1,19 euros por hora efectiva de trabajo, y los que gestionan los filtros, esto es, las filas de pasajeros para pasar por esos arcos, añadirán otros 0,60 euros por hora. Asimismo, se reconoce el cobro de otro plus, en este caso de carácter variable, para este último colectivo de filtros, cuyo importe dependerá de las necesidades de cumplimientos de calidad que fije Aena.

29 de diciembre de 2017

AVILA: Los vigilantes de seguridad de la Muralla llevan cuatro meses sin cobrar


La empresa Seguridad Integal Canaria no paga desde el mes de septiembre a los diez trabajadores que tiene en Ávila

Los diez trabajadores que Seguridad Integral Canaria tiene en la provincia de Ávila llevan sin cobrar desde el pasado mes de septiembre. Esta empresa se encarga de la seguridad en varias dependencias municipales: la Muralla, el aparcamiento de vehículos pesados y la ciudad deportiva.

Hace ya seis meses que empezaron los problemas. Al principio fueron retrasos en el cobro de las nóminas. Pero después dejaron de cobrar. La empresa les adeuda ya cuatro nóminas y la paga extra de Navidad. Miguel Ángel Herráez, delegado sindical en la empresa, dice que ya ni siquiera pueden contactar con los directivos. El Ayuntamiento de Ávila formalizó el contrato con esta empresa a mediados de 2015 y por un periodo de dos años. Miguel Ángel Herráez asegura que han hablado con el Ayuntamiento y que les han mostrado su apoyo. Están a la espera de que otra empresa se haga cargo de la concesión. La empresa Seguridad Integral Canaria acaba de presentar concurso voluntario de acreedores.

FUENTE: cadenaser.com AQUÍ

Los 550 vigilantes de SIC en el Metro de Madrid cambiarán de empresa

Los trabajadores de la empresa Seguridad Integral Canaria (SIC), encargados de la seguridad en el Metro de Madrid y en huelga por impago de sus sueldos, se podrán subrogar a una de las cuatro empresas a las que la Comunidad de Madrid ha adjudicado hoy el nuevo contrato para la seguridad del suburbano.

Así lo ha anunciado el Gobierno regional en el último consejo de Gobierno del año, en el que ha comunicado que las firmas Ilunion Seguridad, SEGURISA, OMBUDS Compañía de Seguridad y Transportes Blindados son las adjudicatarias del nuevo contrato, por un monto de 183,3 millones de euros, que será suscrito el 21 de enero.

Según los términos del contrato nuevo, "el impago de las nóminas a los trabajadores podrá ser sancionado como falta muy grave y ser también motivo de rescisión del contrato", dice la Comunidad de Madrid en una nota de prensa en la que precisa que los trabajadores de SIC se podrán subrogar a una de estas empresas. Los 550 trabajadores de la empresa SIC que prestan servicio en Metro de Madrid, más de un tercio de los vigilantes del suburbano, están en huelga desde el 10 de noviembre para reclamar el pago de octubre y noviembre y exigir que se retire la concesión a esta empresa.

La nueva contratación supone un incremento en el gasto actual en vigilancia de 3.834.367 euros anuales, un 9 % más, que se traducirá en un incremento de horas y, por tanto, en un incremento del número de servicios. La mejora más relevante se producirá en las estaciones sin cobertura directa que a partir de ahora contarán, la mayor parte de ellas, con vigilancia fija. Una novedad en el nuevo pliego de condiciones es la exigencia a las empresas de vigilancia para que "durante toda la vigencia del contrato" todos sus trabajadores "cobren, como mínimo, las tablas salariales recogidas en el Convenio Colectivo Estatal de las empresas de seguridad en vigor". Las nuevas adjudicatarias tendrán que gestionar las 301 estaciones de la red, 14 depósitos y cocheras de Metro, y controlarán más de 8.500 cámaras que vigilan todas las estaciones e instalaciones de uso interno de Metro. EFE

28 de diciembre de 2017

GRAN CANARIA: El Cabildo exige a Seguridad Integral que pague a sus vigilantes

El Cabildo de Gran Canaria ha exigido a Seguridad Integral Canaria que pague todos los salarios que tiene pendientes de abonar a los vigilantes que prestan servicio para la corporación insular, según ha informado hoy su consejero de Hacienda y Presidencia, Pedro Justo Brito.


En un comunicado, Brito explica que la empresa le ha trasladado que prevé pagar los sueldos en el plazo máximo de una semana, ajustándose a las condiciones del convenio nacional del sector. El Cabildo precisa que, en cualquier caso, "prosigue con el procedimiento para sustituir a esta empresa por la vía de emergencia" y que pondrá como condición a la compañía entrante que "adelante el día 1 al menos la mitad del primer sueldo para tratar de aliviar la situación que atraviesan los trabajadores".

La corporación aclara, al respecto, que la decisión de Seguridad Integral Canaria de declararse en concurso de acreedores "ha modificado la situación de los contratos y el Cabildo trabaja ahora por resolver la situación en el nuevo marco legal". El contrato de Seguridad Integral Canaria con el Cabildo vence el próximo mes de junio, pero "dada la insostenibilidad de la situación de impagos salariales", el equipo de gobierno de la corporación trabaja desde hace semanas para resolverlo de forma anticipada.

Las Cortes piden al Tribunal de Cuentas fiscalizar los contratos de seguridad de la Administración desde 2012

Resultado de imagen de tribunal de cuentas
La Comisión Mixta (Congreso-Senado) para las Relaciones con el Tribunal de Cuentas ha aprobado este jueves por unanimidad solicitar al órgano que preside Ramón Álvarez de Miranda que fiscalice los contratos de la Administración General del Estado y empresas y fundaciones públicas con empresas de seguridad privada durante los últimos seis años.

De esta forma, el órgano fiscalizador deberá examinar la contratación pública de este sector, foco de varios conflictos laborales como el registrado el pasado verano en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat, cuando los trabajadores de la empresa Eulen acudieron a la huelga para reclamar mejoras salariales y en sus condiciones de trabajo. En concreto, la iniciativa auspiciada por el reclama al Tribunal fiscalizar todos los contratos de seguridad privada de la Administración General del Estado, organismos autónomos y entidades del sector público empresarial y fundacional entre 2012 y 2017.

"PRECARIEDAD" Y "OPACIDAD DEL GOBIERNO" Según ha defendido la diputada socialista María Jesús Serrano, la fiscalización se antoja "necesaria" tanto por las informaciones aparecidas sobre la precariedad laboral que sufren los trabajadores contratados, que en algunos casos cobran por debajo de lo establecido por convenio o incluso son víctimas de impago, como la negativa del Gobierno a responder a preguntas sobre este asuntos formuladas por la oposición. "No ayuda ese silencio a la aclaración de las dudas. La opacidad alimenta la sospecha sobre esas contrataciones", ha aseverado, denunciando la aparición de 'empresas pirata' que compiten por los contratos con ofertas que incluyen "bajas temerarias" sin que Gobierno ni los órganos de contratación impidan que estas condiciones acaben afectando a los derechos de los trabajadores.

Como ejemplo, ha recordado que los vigilantes de seguridad del Metro de Madrid de la empresa Seguridad Integral Canaria se encuentran en huelga por el impago de sus salarios, acumulando algunos de ellos, ha dicho, más de tres meses sin cobrar. Asimismo, ha instado al Gobierno a reflejar en todo contrato, incluso antes de la entrada en vigor de la nueva ley de Contratos del Sector Público, las cláusulas sociales y laborales que impidan tanto la rebaja salarial respecto al convenio, como el impago a los trabajadores.

"¿QUÉ HAY DETRÁS DE LAS ADJUDICACIONES?" Unidos Podemos, a través de su portavoz en la comisión, Segundo González, ha reclamado "luz y taquígrafos" para "conocer qué hay detrás de todas las adjudicaciones", en las que se ha denunciado la generalización de la "precariedad laboral". "Si no hay nada que ocultar, se debería conocer lo que hay detrás", ha dicho

Por su parte, el diputado de Ciudadanos Vicente Ten Oliver ha lamentado que cuando no existe ni transparencia, ni eficiencia ni eficacia en la contratación pública, como en los casos expuestos, "se pierden derechos de los trabajadores, se pierden recursos públicos y valores" con los que, a su juicio, desde la clase política se debería "dar ejemplo". Lamentando la "demagogia" del resto de formaciones, el senador 'popular' Francisco Javier Fernández González ha manifestado su voluntad de instar a "resolver los problemas de los trabajadores" y penalizar esas ofertas con "bajas temerarias". Aunque ha recordado que la fiscalización de todos los órganos y entidades de la Administración por parte del Tribunal ya debería recoger estos contratos, se ha manifestado a favor de encargar al Tribunal este informe específico.

27 de diciembre de 2017

BILBAO: Un vigilante recibe seis puntos en un ojo y en la nariz tras ser agredido en el metro en Astrabudua

El trabajador y un compañero acudieron al andén porque dos personas estaban alterando el orden y habían roto una maquina expendedora de la tarjeta Barik

Un vigilante de seguridad tuvo que recibir seis puntos de sutura en el párpado derecho y en la nariz tras ser agredido el lunes, a las 10.15 horas, en la estación del metro de Astrabudua. El trabajador y un compañero acudieron al andén porque dos personas estaban alterando el orden y habían roto una maquina expendedora de la tarjeta Barik.

Sin embargo, al intentar identificarles y retenerles mientras llegaba la Ertzaintza, uno de ellos se revolvió y «le dio un puñetazo en la cara», según denunciaron fuentes sindicales. Ambos aprovecharon la confusión para darse a la fuga. El informe de la Policía autonómica confirma que el agresor rompió las gafas del vigilante, de más de 50 años, que fue atendido en la mutua de la empresa. Metro Bilbao se ha solidarizado con el empleado de seguridad.

26 de diciembre de 2017

A CORUÑA: Vigilante pone a disposición de la policía a un individuo por por asaltar un centro comercial de madrugada


Detenido por asaltar un centro comercial de madrugada. Un vigilante de seguridad retuvo al ladrón, que había robado broches, cadenas y pulseras


Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a un hombre de 43 años por entrar en un centro comercial de A Coruña por la fuerza y sustraer numerosos objetos de un puesto, informó la Jefatura Superior de Policía de Galicia en un comunicado. El asalto ocurrió sobre las cuatro de la madrugada del 17 de diciembre, cuando una patrulla del 091 acudió al centro comercial, donde el vigilante de seguridad tenía retenida un hombre que había causado diversos daños.

El vigilante indicó a los agentes que había observado por las cámaras a un varón forzando y desencajando una de las puertas de entrada, lo que le había permitido acceder al centro comercial. El vigilante localizó al hombre y le retuvo hasta la llegada de los agentes. Los policías identificaron al autor de los hechos y comprobaron las pertenencias que portaba. En sus bolsillos, llevaba numerosos objetos de bisutería como broches, cadenas y pulseras. El arrestado, con antecedentes anteriores, pasó a disposición judicial.

El salario mínimo subirá un 5% en 2019 y un 10% en 2020 si la economía lo permite

La subida estará condicionada a un incremento anual del PIB superior al 2,5% y una creación de 450.000 empleos. Se conocía el objetivo final para 2020 (año electoral) de llegar a los 850 euros pero se desconocía cómo sería la gradación. Para 2018 la subida será de un 4%, hasta los 736 euros

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha firmado este martes con los agentes sociales el acuerdo para el aumento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), con el que se subirá un 4% en 2018, hasta los 736 euros al mes, aumento que se elevará al 5% en 2019 (773 euros) y al 10% en 2020, hasta situarse en 850 euros mensuales. Este objetivo está en línea con la Carta Social Europea que propone que el SMI sea el 60% del salario medio. Coincide que se logrará en 2020, año electoral, y en medio de una fuerte discusión sobre la precariedad de los sueldos en España.

Tras firmar el acuerdo, el presidente del Gobierno ha afirmado que el diálogo social está dando "buenos frutos" y que la creación del empleo "es y sigue siendo el principal objetivo de la legislatura". Según Rajoy, este acuerdo es un pacto que demanda la sociedad española, "un acuerdo de país que avanza en el empleo y que requiere el consenso de todos, también de las fuerzas políticas, que confío que sabrán estar a la altura". "Nuestra democracia ha sabido firmar grandes pactos con agentes sociales, este es uno de ellos", ha recalcado. Con todo, cabe recordar que el acuerdo no tendrá efecto en los convenios colectivos en los que el SMI sea una referencia para subir los salarios, así que su impacto será reducido.

"Hoy es un buen día para poner en valor a España y es un motivo de satisfacción poder hacerlo con los agentes sociales", ha subrayado Rajoy, tras afirmar que 2017 "no ha sido un año fácil, pero gracias al esfuerzo de todos españoles, sí es un año que ofrece un horizonte de optimismo". Además, ha hecho hincapié en que estas subidas estarán siempre condicionadas a que se registre cada año un crecimiento del PIB real superior al 2,5% y un aumento de la afiliación media superior a las 450.000 personas.

Cuatro razones para enfriar la euforia de la subida del salario mínimo

Hay convenios que utilizan como referencia el salario mínimo y no subirán sus salarios conforme a estas subidas. El indicador que mide ayudas o el paro (el IPREM) está congelado hace años y algunas prestaciones lo fijan como requisito, haciendo cada vez más difícil a trabajadores con ingresos bajos acceder a ellas Los autónomos o los trabajadores a tiempo parcial están relativamente afectados por estas subidas


El Gobierno acordó este martes una subida del salario mínimo para los próximos tres años que ha sido bien recibida por la patronal y, especialmente, por los sindicatos. El Ejecutivo se ha comprometido a alcanzar en 2020 un SMI de 850 euros, una cantidad que se aproxima al 60% del salario medio, el mínimo recomendado por la Carta Social Europea. El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, denominó el pacto como "histórico" y el de CCOO, Unai Sordo, se mostró satisfecho y manifestó que este paso debería ser "un acicate para la remontada de los sueldos" en el país. A pesar de la buena noticia de este incremento en el salario mínimo que ha destacado la ministra de Empleo, Fátima Báñez, en varias intervenciones públicas y entrevistas, hay algunos aspectos que llevan a rebajar algo las celebraciones.

El IPREM sigue congelado En los últimos dos años, tras una congelación de cinco años, el salario mínimo está registrando subidas relevantes, pero el IPREM se mantiene intacto. El IPREM es el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples y se utiliza como referencia en muchas ayudas públicas y prestaciones sociales, tanto a nivel estatal como regional y local. Se aprueba a través de los Presupuestos Generales del Estado y, según fuentes del Ministerio de Empleo, aún no está decidido qué va a ocurrir con este indicador. En la actualidad es de 538 euros mensuales y lleva prácticamente congelado desde 2010 (cuando se fijó en unos 533 euros).

La prestación por desempleo fija sus mínimos y topes en base al IPREM. Por ejemplo, el mínimo para un trabajador sin hijos a cargo es del "80% del Identificador Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM) mensual vigente en el momento del nacimiento del derecho, incrementado en una sexta parte (497,00 euros/mes para prestaciones nacidas en el año 2011)". También lo toman como referencia las pensiones por terrorismo (importe mínimo mensual equivalente al triple del IPREM), los subsidios del nivel asistencial de la protección por desempleo (cuantía del 80% del IPREM) y la prestación por maternidad no contributiva (cuantía diaria del 100% del IPREM diario vigente), entre otras. Las ayudas, que benefician en muchos casos a población vulnerable y de escasos recursos, se mantienen así congeladas pese a la revalorización de otras partidas en los últimos años.

En aquellas prestaciones o ayudas, o en las viviendas de protección pública en algunas regiones, en las que el IPREM es un requisito de acceso, los trabajadores que cobran el salario mínimo (y por tanto el más bajo legal para una jornada completa) se pueden ver excluidos porque ese indicador y el SMI cada vez están más distantes. CCOO ha expresado la necesidad de que el IPREM se actualice, una oportunidad abierta hasta que se cierren los presupuestos para 2018. Es decir, los salarios mínimos no darán ya el derecho a ayudas para personas con bajos ingresos debido a esta brecha que va creciendo (hace años ambos indicadores estaban muy próximos).

Aún queda para los 850: en 2018, serán 736 euros Las declaraciones y noticias tras el acuerdo de este martes se centraron en la mayor subida pactada entre los representantes de los trabajadores, empresarios y el Gobierno. Es la más abultada de las acordadas, la que se acerca a la meta de los sindicatos y, por ello, la protagonista. Sin embargo, si cobra el salario mínimo, no llegará a los 850 euros hasta dentro de dos años. El año que viene su sueldo será 735,9 euros por una jornada completa, en 14 pagas, que se corresponde al aumento del 4% del SMI que anunció Mariano Rajoy en una entrevista. Para el 2019, aún no está definido cuál será el salario mínimo, ya que el Gobierno no ha pautado la senda para alcanzar la meta en 2020.

Se han puesto unos condicionantes además (que la economía crezca un 2,5% y se generen 450.000 afiliaciones anuales). Con la economía en plena expansión como ahora parece fácil de conseguir, y así lo expresa el Gobierno y los agentes sociales, pero el tren se desacelera y ya para el próximo ejercicio las previsiones es que España se quedará al límite de ese 2,5%. Los convenios con referencia al SMI tomarán el de 2016 Puede que su convenio colectivo utilice como referencia para determinar su salario base o complementos salariales el salario mínimo interprofesional. Y que, por tanto, con la noticia de la subida del 4% para 2018 haya creído que va a experimentar un aumento del sueldo que, en realidad, no se producirá.

La Disposición Transitoria Primera del borrador del Real Decreto por el que se fija el salario mínimo para el próximo año establece que para esos casos, el salario mínimo de referencia que deben utilizar las empresas es el de 2016, "salvo que las partes legitimadas acuerden otra cosa". En concreto es el SMI de 2016 (655 euros), actualizadas con un incremento de un 2%, "según el objetivo a medio plazo de inflación del banco Central Europeo", recoge el decreto. Desde CCOO advierten de que ese punto fue una "imposición del Gobierno", explica Mercedes González, secretaria de Acción Sindical. Aun así, recuerda que existe una garantía: "Ningún salario puede estar por debajo del salario mínimo en cómputo anual". Es decir, que de esos convenios no podrán salir salarios inferiores a 736 euros, pero si se fija que son "dos veces" el SMI se deberá tomar como referencia el de 2016, de 655 euros.

Hay gente que seguirá cobrando menos de 850 euros Aunque se hable de salario mínimo, hay gente en España que cobra menos de esa cantidad (de los 736 euros a partir del 1 de enero). La cifra de referencia del SMI se corresponde a la de la jornada completa de ocho horas en 14 pagas, pero en el caso de los trabajadores que tienen contratos a jornada parcial, de menos horas, el sueldo mínimo a cobrar se calcula proporcionalmente a las horas que se trabajan. Es decir, si la jornada es de cuatro horas, el SMI será de unos 368 euros. Según la última encuesta de población activa (EPA), correspondiente al tercer trimestre de 2017, había en España 2.725.800 personas con contratos laborales a tiempo parcial. De ellas, más de la mitad no tenían ese tipo de jornada por elección, sino porque no habían podido encontrar un empleo a jornada completa; en concreto, 1.583.300 personas. A este colectivo se le denomina sub-empleo. Al menos, un 14,1% de los trabajadores son pobres según EPN.

Además, los trabajadores que están dados de alta como autónomos no obtienen este salario mínimo. En la actualidad, el número de trabajadores autónomos es de 3,2 millones y son una figura muy utilizada en algunos de los nuevos empleos que se están creando en la denominada 'economía de las plataformas' ( gig economy), que acumula críticas de precariedad laboral. Es el caso de Glovo y de Deliveroo, esta última sancionada por la Inspección de Trabajo, que ha resuelto tras varias denuncias en Valencia que sus 'riders' son falsos autónomos.

Seguridad Integral Canaria entra en concurso de acreedores

La compañía asegura que recurre a esa medida para poder afrontar el pago de los salarios de sus trabajadores y desbloquear los embargos de sus cuentas corrientes

Seguridad Integral Canaria ha presentado hoy voluntariamente concurso de acreedores para poder afrontar el pago de los salarios de sus trabajadores de la manera más inmediata posible. La empresa recurre a esta fórmula para desbloquear los embargos de sus cuentas corrientes, que impiden el normal funcionamiento. Así lo ha anunciado la compañía propiedad del empresario y también presidente de la UD Las Palmas, Miguel Angel Ramírez.

eguridad Integral Canaria asegura que el bloqueo de las cuentas en los últimos meses proviene de una demanda de algunos sindicatos y trabajadores que no entendieron la realidad de la empresa exigiendo el abono total de las diferencias salariales, debido a una sentencia que anula el convenio que la empresa aplicó, pactado con los representantes mayoritarios de los trabajadores, conforme a la reforma laboral de 2012.

El PSOE solicitará en el Congreso la equiparación salarial de los Cuerpos de Seguridad

El Partido Socialista solicitará en el Congreso de los Diputados la equiparación salarial de los Cuerpos de Seguridad del Estado, con el objetivo de que se acabe con las diferencias de salario que actualmente existen entre las diferentes comunidades autónomas.

En concreto, según ha explicado la secretaria provincial del PSOE de Burgos y diputada nacional, Esther Peña, la propuesta pretende equiparar los salarios de los agentes de Castilla y León con el de las comunidades que registrar un mayor sueldo de estos trabajadores del Estado, como son el País Vasco y Cataluña. También que se incremente el número de efectivos y plantilla y que se adopten medidas para mejorar las inversiones en materia de inmuebles y materiales.

Esther Peña ha explicado que, desde que Mariano Rajoy asumiese la Presidencia del Gobierno, el estado de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad ha empeorado en la provincia hasta el punto de que, en este periodo, el número de efectivos de la Policía Nacional ha descendido en 68 agentes, en 82 el de la Guardia Civil y en 19 el de vigilantes de seguridad. Todo esto supone, según ha remarcado Peña, un agravamiento de la situación de estos colectivos, puesto que a la merma sufrida desde 2011 se une que las plantillas no estaban tampoco entonces al 100%, por lo que cubrir plazas vacantes se antoja urgente en la provincia.

En cuanto a los materiales, Esther Peña ha lamentado las carencias que en este sentido padecen los Cuerpos de Seguridad en la provincia. La falta de chalecos específicos para guardias civiles mujeres es sólo un ejemplo de esta situación. A ello se suma, tal y como ha apuntado, el deterioro de casas cuartel y otras instalaciones. Valle de Mena, Quintanar de la Sierra y Salas de los Infantes presentan las principales necesidades en este ámbito. A lo largo de enero, esta proposición se presentará en todos los municipios en los que se pueda, mientras que se elevará al Congreso en febrero.

Más empleo, pero más precario en 2017

El año acaba con una subida de la afiliación que puede superar el medio millón, pero con una alta tasa de temporalidad y unos salarios que no despegan

Noviembre acabó con casi 20 millones de contratos firmados en los primeros 11 meses de 2017. El año se cerrará con unos 22 millones, un máximo histórico. Pocos datos explican mejor lo que sucede en el mercado laboral español en los últimos años: una recuperación laboral vigorosa, que va a encadenar un trienio creando en torno a medio millón de empleos o más, y, al mismo tiempo, una gran cantidad de trabajo temporal y a tiempo parcial no deseado con unos sueldos que no despegan. En definitiva, el año acaba con una importante mejora del empleo, como muestra la recaudación récord a la que va a llegar la Seguridad Social, y con la consolidación de la precariedad. Y sí, 2017 también finaliza con una tasa de paro que, aun habiendo bajado más de 10 puntos desde el máximo de la crisis, sigue encaramada (16,4%) entre las más altas de la Unión Europea y de los países desarrollados.

"En el momento en que se sale de la crisis entra dentro de lo normal. El crecimiento del empleo temporal es una característica", señala Josep Oliver, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma, rememorando el patrón de otras salidas de crisis. Esta vez el peso del empleo temporal, por su propia destrucción, cayó al 23% a comienzos de 2014, pero en verano ya iba por el 27,4%. "España perdió el 18% del empleo, ha recuperado 10 puntos, pero aún le queda. En lo sustantivo, seguimos absorbiendo el impacto de la crisis", continúa Oliver, que también admite que el vigor de la precariedad en la recuperación está durando mucho.

Además, ahora la temporalidad está cambiando. Los contratos de cortísima duración crecen. En 2017 los que duran cinco días o menos se acercan al 26%, según el Servicio Público de Empleo Estatal. Florentino Felgueroso, investigador de Fedea, reflexiona que este fenómeno puede estar relacionado con el desarrollo de las nuevas tecnologías que permiten "un ajuste más rápido" y la contratación vía móvil.

Añade Felgueroso que el acceso al empleo estable se complica. Es verdad que los contratos indefinidos crecen, aunque no lo suficiente para que la temporalidad baje, y el tiempo y el número de contratos que tienen que pasar los trabajadores eventuales (especialmente los jóvenes) para acceder a uno fijo no deja de crecer. El investigador lo ilustra con dos datos que ha expuesto en el blog Nada es gratis: el primero, que un temporal tiene que pasar 94 meses en esta condición para convertirse en indefinido en el periodo 2008-2016, frente a los 57 que debía esperar entre 2001 y 2007; y el otro es que solo una media del 36% de los 1,5 millones de contratos eventuales o más que se firman cada mes responde a nuevas contrataciones, el resto son renovaciones a trabajadores que siguen sin lograr el ansiado contrato indefinido.

A veces, llegar a esta meta no supone estabilidad. Como recuerda la profesora de Economía en la Universidad de Alcalá, Inmaculada Cebrián, solo el 40% de los indefinidos sobreviven más de dos años. No obstante, ella misma recuerda que este dato es de 2015 y que para saber si esta tendencia varía con la recuperación hay que esperar. Su impresión, "con datos brutos todavía", es que la mejora en la calidad del empleo es pequeña y que "España ha cambiado poco el patrón". El punto en el que la precariedad sí parece remitir son las jornadas parciales. Fue la única variedad de trabajo asalariado que resistió los momentos duros, incluso creció. Ahora ha bajado algo, pero sigue con altas tasas de subempleo (quienes buscan trabajar más horas y no lo encuentran). La mejora laboral también ha reducido esta variable, aunque sigue siendo altísima: casi el 60% de trabajadores a tiempo parcial son subempleados. Pero la alta temporalidad oscurece mucho la bajada del subempleo. Carlos Martín, director del gabinete económico de CC OO, subraya que en 2017 la tasa de eventuales ya supera la previa a la crisis entre los jóvenes y en las manufacturas, el comercio, los transportes y la hostelería. Precisamente, varias de estas actividades ganan afiliación por encima de la media en los últimos meses.

No encarecer el empleo El Gobierno suele subrayar los datos que inciden en un aumento de los contratos fijos, pero su acción apunta a cambios que logren de una vez reducir el peso de la precariedad. Aunque pone un límite: no encarecer tanto el empleo como para que no se llegue a crear casi medio millón de puestos de trabajo al año. A la vuelta de vacaciones, continuarán las negociaciones para reducir a uno los modelos de contratación temporal y castigar con cotizaciones más altas a las empresas que abusen de ella. Y acaba de anunciar una subida del salario mínimo interprofesional del 4% en 2018. "Se trata de favorecer una recuperación integradora con más y mejores empleos, y eso significa también más y mejores salarios", apuntó la ministra Fátima Báñez al anunciar que en 2020 llegaría a 850 euros al mes.

"Es importante que se anticipen las subidas, que el Gobierno presione para que los empresarios entiendan que no pueden recuperar la competitividad perdida solo por el coste laboral y que hagan inversiones productivas", analiza Oliver. Este año España ha encadenado su quinto trimestre perdiendo competitividad frente a los socios comunitarios, pese a que los costes laborales unitarios seguían cayendo. Para Martín, esa subida del suelo salarial llega tarde. Lamenta que pese al vigor de la recuperación, la salida de esta crisis está siendo menos rápida que en las dos anteriores e identifica la que, para él, es su causa "la demanda interna tiene menos peso", hay más protagonismo del sector exterior, y este es menos intensivo en mano de obra.

El gobierno destinará 67,8 millones a los servicios de seguridad y auxiliares en los edificios de ministerios

El Consejo de Ministros ha autorizado la celebración de un contrato centralizado para la prestación de servicios de seguridad y auxiliares de control en edificios de los ministerios de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente; de Hacienda y Función Pública; de Educación, Cultura y Deporte; de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, y Justicia, por 67,8 millones de euros.

El contrato integra las prestaciones de vigilantes de seguridad, mantenimiento de instalaciones de seguridad y centrales receptoras de alarma, con el fin de conseguir un tratamiento unitario de los distintos servicios que coadyuvan a un nivel adecuado de seguridad en los edificios públicos. Asimismo, como servicios complementarios a los regulados en la normativa sectorial de seguridad privada, se incluyen los complementarios de auxiliares de control.

Además de los ministerios citados, se incluyen los organismos Comisionado para el Mercado de Tabacos; Parque Móvil del Estado; Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos de Educación y Cultura; Servicios para la Internacionalización de la Educación; Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte; Consejo Superior de Deportes; Mutualidad General Judicial; Confederación Hidrográfica del Tajo; Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado; Fondo Español de Garantía Agraria; Agencia de Información y Control Alimentarios; Parques Nacionales y Centro de Estudios Jurídicos y la Delegación del Gobierno en Madrid.

El nuevo contrato, que tiene por objeto dar continuidad a los servicios centralizados en la primera fase, que finaliza el 31 de julio de 2018, tiene un plazo de duración de dos años, con posibilidad de prórroga, y su valor estimado, para el período máximo de duración, es de 67.793.465,67 euros. El contrato se estructura en cuatro lotes, y las empresas no podrán licitar a más de dos lotes, para facilitar el acceso al contrato de un mayor número de operadores. Uno de los lotes tiene requerimientos inferiores en cuanto a la solvencia exigida, a fin de permitir la concurrencia de empresas con menor volumen de negocio.

Se hace un especial énfasis en los aspectos relativos a la calidad de la prestación, tanto en la definición técnica de los servicios requeridos, como en los criterios de valoración establecidos para la adjudicación, que incluyen, junto con el criterio económico, criterios técnicos relacionados con la prestación. Dado que se trata de servicios intensivos en personal, los pliegos de condiciones del contrato contienen cláusulas de contenido social, con el fin de favorecer el respeto hacia los derechos laborales básicos de los trabajadores a los que afecta el contrato. Este contrato será tramitado mediante licitación electrónica.

25 de diciembre de 2017

TARRAGONA: Nueva agresión contra dos vigilantes de seguridad de la estación de tren de Reus

Los hechos ocurrieron la madrugada del domingo cuando los empleados intentaban evitar que un grupo de jóvenes pintara un convoy de la instalación ferroviaria. Según la versión de las víctimas recibieron golpes por todo el cuerpo

Han perdido la cuenta. Dos vigilantes de seguridad de la estación de tren de Reus han sido de nuevovíctimas de una agresión por parte de un grupo de jóvenes grafiteros. Los hechos ocurrieron la madrugada del domingo y los agredidos fueron dos empleados de entre 35 y 40 años de edad de la empresa de seguridad Trabilsa. «Estábamos vigilando los convoyes cuando empezamos a oler a spray. Nos acercamos a uno de los trenes, mi compañero por un lado y yo por el otro.

Empezamos a hacer ruido para ahuyentar a los grafiteros, pero se encararon con nosotros y nos empezaron a pegar», relata uno de los vigilantes agredidos. Añade que «eran más de una docena de chavales, y nos empezaron a dar patadas por todo el cuerpo, y mientras huían nos empezaron a tirar los botes de pintura». Él mismo puedo reconocer a uno de los jóvenes, ya que el resto, según su versión de los hechos, «iban encapuchados y con el rostro cubierto». Añade que «fue otro compañero de otra empresa de seguridad el que llamó a la policía y la ambulancia para que nos atendieran».

Fuentes de los Mossos d’Esquadra confirmaron los hechos al Diari. La policía recibió el aviso pasadas las tres de la madrugada del domingo. «Un grupo de jóvenes de entre 16 y 20 años estaba pintando el lateral de un convoy de tres vagones, cuando fueron sorprendidos por los vigilantes de seguridad», explican las fuentes. Las mismas corroboran que «los jóvenes rociaron con espray a los vigilantes, que al inhalar el aerosol se marearon, y también tenían contusiones. Después, los jóvenes huyeron corriendo». 

Ambos vigilantes fueron trasladados hasta el Hospital Sant Joan de Reus para ser atendidos y valorar la gravedad de las lesiones recibidas. «Yo recibí el alta rápidamente después de realizarme diferentes pruebas, pero mi compañero fue el que se llevó la peor parte, incluso le pintaron la cara con spray y le tuvieron que hacer un TAC por los golpes que recibió en la cabeza», explica el vigilante de seguridad. Al cierre de esta edición, la segunda víctima todavía permanecía ingresada en el centro hospitalario reusense, a la espera de su evolución.

Agresiones constantes Los ataques a vigilantes de seguridad de la estación de tren de la capital del Baix Camp no ceden. De hecho, en menos de un mes uno de ellos ya ha sufrido dos agresiones. «Es la segunda vez en menos de 30 días, y no se ha hecho nada para parar esta situación», asegura. El agredido también recrimina que los jóvenes grafiteros «se sienten con el derecho de pintar los convoyes porque sienten total impunidad ante la justicia, saben que no les harán nada». Añade que «estamos indefensos, no sabemos qué hacer. Hasta que no ocurra algo más grave y que lamentaremos todos». 

Con este rotativo también contactó otro compañero de los dos vigilantes agredidos para relatar la secuencia de los hechos. «Pintan los trenes, nos amenaza, nos pegan y no les pasada nada», critica. Explica que «mis compañeros tampoco pueden hacer nada para defenderse ante este tipo de agresiones, ya que solo llevan la porra y las esposas». Desde hace tiempo, el colectivo de vigilantes de seguridad denuncia la situación precaria en la que se ven obligados a trabajar cada día. «Cobramos apenas 900 euros con un mísero plus de peligrosidad. Enfrentándonos a estos jóvenes nos jugamos la vida. No compensa», concluye el empleado.

24 de diciembre de 2017

Feliz Navidad


Los profesionales que no paran en Nochebuena relatan cómo abordan esta jornada: «Hay que estar siempre disponibles»

Personal médico y de seguridad, taxistas y serenos, entre otros, pasan la noche entre el trabajo y llamadas de familiares y amigos

Aunque parezca que todo se detiene durante la noche de hoy, no es así. La ciudad sigue funcionando, como cualquier otra jornada nocturna. Independientemente de que sea Nochebuena. La reunión familiar, la cena y la posterior fiesta o sobremesa son algunas de las cosas que cientos de profesionales se pierden cada año en la ciudad. Médicos, taxistas, serenos y guardias de seguridad son algunos de los profesionales que saben que el trabajo no entiende de fechas especiales, aunque, en ocasiones, cuesta.

«Lo cierto es que cuando toca turno una de estas noches lo notas. La familia muchas veces te llama para decirte que te echa de menos, que están reunidos sabiendo que falta uno. De todas formas, te acabas acostumbrando ya que eres consciente de a qué te dedicas», explica Manuela Riera, traumatóloga en el Hospital de Cabueñes. Riera acumula trece años de trabajo en el hospital gijonés y ésta, indica, no es la primera vez que tiene que trabajar de madrugada en Nochebuena. Su horario, de diez de la noche a diez de la mañana, le impedirá disfrutar de la cena con su familia, lo que no significa que no vaya a estar acompañada. «Nos juntamos todos los que estamos de guardia en una mesa grande de la cafetería y tenemos una comida bastante especial, ya que nos conocemos todos y hay muy buen ambiente», subraya. Durante el día, además, se trata de agilizar al máximo el proceso de alta para que el mayor número de personas ingresadas pase la noche en casa. Aunque ésta no sea una noche especialmente conflictiva, los trabajos relacionados con la seguridad «nunca duermen». Así lo asegura Jaime González, que desde hace trece años trabaja en IGS Seguridad, una empresa asturiana especializada en este sector.

«Una noche más» Al igual que Riera, para este vigilante no es la primera Nochebuena lejos de familiares y amigos. «Ya llevo varios años en esta situación. Antes, además, estaba en hostelería por lo que ya estoy más que acostumbrado», reconoce. Permanecerá en las oficinas de la empresa desde las ocho de la tarde hasta la misma hora de la mañana, pendiente de el aviso de cualquier alarma instalada para coger el coche y desplazarse donde corresponda. «Lo tomas con resignación. Obviamente te apetece estar con la familia pero para mí ya se ha convertido en una noche más», añade González. ¿Es Nochebuena una jornada especialmente conflictiva en lo que respecta a los robos? «No, para nada. La verdad es que suele ser una noche con poco movimiento, al contrario que con la hostelería, donde había muchísimo ajetreo». «Parece que ni los cacos quieren robar esta noche», apostilla. La llamada cariñosa de la familia, eso sí, no falta durante las horas de vigilancia.

Una de las noches más imprevisibles la tendrá Javier Álvarez, uno de los encargados de hacer que las ambulancias lleguen a tiempo a cualquier incidencia que surja en la ciudad. «Nos ponemos de acuerdo en los centros de salud en los que trabajamos para que todo el mundo lleve algo de cena. La cosa es que pocas veces podemos estar todos a la vez», explica. ¿El motivo? Las llamadas inesperadas que obligan a salir corriendo para subir a la ambulancia y socorrer a los heridos. «He tenido noches de calentar la cena dos o tres veces», cuenta.

Aunque las primeras veces cueste separarse del entorno familiar, con el paso de los años «uno se acostumbra». «Cuesta, pero el ambiente entre los compañeros es de lo más familiar. Al final pasas tanto tiempo con ellos que llegan a ser tu segunda familia», explica. La experiencia le dice que, en su caso, el trabajo en Nochebuena se suele concentrar a lo largo del día. «La gente que está pachucha suele ir a primera hora al médico para que les miren y estar cuanto antes en casa», dice. Este tipo de oficios, sin embargo, obligan a estar siempre atento a cualquier eventualidad, sea la fecha que sea: «Todos aquí somos servidores públicos. Hay que estar siempre disponibles para ayudar a las personas», concluye. Hay otros trabajadores que, pese a poder cenar con la familia, están obligados a levantarse en la sobremesa para trabajar durante la madrugada. Es el caso de Carmen González, una de las taxistas que recorrerán las calles de la ciudad. «No es la primera que me toca trabajar. Cenas con la familia y después, en la sobremesa, toca levantarse y coger el coche», explica. Estará circulando desde después de la medianoche hasta por la mañana.

Una de las mejores noches Como para la mayoría de los taxistas, dejar de trabajar en Nochebuena no es negociable. No en vano, esta noche se puede equiparar «a las más fuertes del verano», esas en las que nunca suele faltar trabajo. «Primero, hay mucha gente que va a casa de familiares a cenar y no quiere coger el coche. Después ya se deja ver más gente de fiesta», añade. Ya expertos en trabajar a horas intempestivas, los serenos afrontan la noche de hoy con normalidad. «Ya me tocó muchos años, no es nada nuevo -afirma Ángel Cordo entre risas-. Salimos a la una de la madrugada y comenzamos nuestra ruta. Depende la zona que te toque, pero por lo general suele ser una noche bastante tranquila», destaca. Los únicos conflictos a los que ha asistido suelen relacionarse con el alcohol y las discusiones de pareja. A Susana López, que también ejerce como sereno, este año le toca por primera vez.

Añade además con alivio que la zona que le toca vigilar, El Natahoyo, suele ser de las más tranquilas. Y más en una noche como esta. «Si tocase Fomento ya sería otra cosa, pero no es el caso», añade. Ahora está a la espera de saber su destino de Nochevieja. Otra noche y otro ambiente.

23 de diciembre de 2017

Cuatro empresas optan a sustituir a Seguridad Integral Canaria en el Metro de Madrid


Las empresas Trablisa, Ombus, Ilunion y Segurisa podrían sustituir a la compañía canaria a partir de enero


Las empresas Trablisa, Ombus, Ilunion y Segurisa son las cuatro que optan a prestar la seguridad en Metro de Madrid a partir del mes de enero, cuando previsiblemente entrarán en servicio con unas nuevas condiciones que contemplan que el impago a los trabajadores pueda conllevar la rescisión de la concesión.

Fuentes de Metro han informado de que la dirección del suburbano ha procedido hoy a la apertura de las ofertas económicas de las empresas que optan al servicio de seguridad tras haber finalizado la fase de valoración técnica de la licitación del servicio. Así se prevé que empiecen a operar antes de febrero. Actualmente prestan el servicio Ombus, Segurisa y Seguridad Integral Canaria, y loS trabajadores de esta última están en huelga desde el 10 de noviembre porque llevan dos meses sin cobrar sus sueldos, motivo por el que algunos de ellos han presentado denuncias en los juzgados y uno está en huelga de hambre desde hace 12 días.

Trablisa, Ombus, Ilunion y Segurisa son las empresas candidatas en un nuevo contrato que cuenta con un presupuesto de 234 millones de euros, un 10% más que el actual. En el nuevo pliego de condiciones para los próximos contratos se contempla que la falta de pago de las nóminas a los trabajadores pueda ser sancionado como falta muy grave y pueda ser motivo de rescisión de contrato de forma unilateral por parte de Metro de Madrid. También se exige que, durante toda la vigencia del contrato, todos los trabajadores adscritos a la prestación del servicio en Metro cobren, como mínimo, las tablas salariales recogidas en el convenio colectivo estatal que esté en vigor.

La apertura de las ofertas económicas, que se darán a conocer en un acto público el próximo martes, 26 de diciembre, acerca el momento en el que los trabajadores de Seguridad Integral Canaria se subroguen en una de las nuevas empresas antes de que finalice enero de 2018, de manera que podrán normalizar su situación para entonces, han subrayado las fuentes del suburbano. Las fuentes han precisado que garantizar la seguridad de los millones de usuarios de Metro es uno de los servicios más importantes y esenciales para la empresa. Las nuevas adjudicatarias tendrán que gestionar las 301 estaciones de la red, así como los catorce depósitos y cocheras de Metro. También atenderán las más de 8.500 cámaras que controlan todas las estaciones. Las fuentes han precisado que seguridad está muy valorada por los usuarios, que en la última encuesta realizada la han puntuado con un 7,67.

Revista Cuadernos de Seguridad Nº 328 Diciembre 2017

Resultado de imagen de cuadernos de seguridad

22 de diciembre de 2017

BADAJOZ: La policía nacional valora el apoyo que presta la seguridad privada en estas fechas navideñas


La seguridad será reforzada en Navidades con obstáculos

La Policía Nacional, la Local, la Guardia Civil y el Ayuntamiento acuerdan las medidas especiales de las próximas semanas

El nivel 4 de alerta terrorista reforzada llegó hace un año para quedarse. Así lo dijo ayer la primera teniente de alcalde, María José Solana, quien admitió que estas Navidades volverán a colocarse obstáculos. Su objetivo es impedir el tránsito de vehículos en zonas con mucha afluencia de público y, en definitiva, atropellos masivos como los sucedidos en Barcelona en verano.

Solana explicó que algunos de esos impedimentos se verán claramente, mientras que usarán otros efectivos menos alarmantes para los ciudadanos, como microbuses. La Guardia Civil, la Policía Nacional, la Policía Local y el Ayuntamiento acordaron ayer las medidas de coordinación para las Navidades. Los distintos cuerpos suman 1.300 servicios. Los agentes recomiendan estar alerta en las compras por Internet para evitar timos La Policía Local comenzará el dispositivo de tráfico para la Cabalgata el día 2. El teniente de la Guardia Civil David Labrador apuntó que realizarán controles de alcohol y drogas en los accesos a la ciudad, así como en las vías principales. Incrementarán los servicios nocturnos.

El superintendente de la Policía Local se refirió también a la realización de tests para detectar el consumo de alcohol y de drogas. Desarrollarán medidas especiales de tráfico en días puntuales, como en la Ciclocabalgata que se celebrará el día 30, y la Cabalgata de los Reyes Magos. En este último caso, los agentes comenzarán a ordenar el tráfico el 2 de enero para evitar aparcamientos en el recorrido. La Policía Nacional comenzó una campaña para proteger el comercio y los clientes el pasado día 1. Por este motivo, se pueden ver más agentes uniformados en las zonas comerciales, donde también hay otros que pasan desapercibidos por vestir de paisano.

Consejos de la Policía El portavoz de la Policía Nacional, Juan Manuel de la Cruz, valoró también el apoyo que presta en estas fechas la seguridad privada y aprovechó para dar varios consejos de cara a estas fiestas. Recomiendan estar alerta para evitar timos en la calle y también en las compras por Internet, así como recordó que no se deben adquirir falsificaciones. Los agentes repartirán unos trípticos del 'Plan de Comercio Seguro' con estas y otras advertencias. Además, recomienda asegurarse de que las fiestas de fin de año cuentan con permiso antes de adquirir las entradas. Tres empresas habían solicitado esta autorización extra hasta el día de ayer, aunque se desconoce de momento cuáles son las autorizadas.

FUENTE: www.hoy.es AQUÍ