Noticias Destacadas SPV Sevilla


31 de diciembre de 2016

Nuestro mejores deseos para el 2017 a toda la gran familia de la Seguridad Privada

Desde el Comité Ejecutivo de SPV Sevilla le deseamos a toda la gran familia que compone la seguridad privada que el próximo año venga colmado de bendiciones, salud, trabajo y buenas noticias.

¡Feliz Año 2017!

SPV reconoce ta trayectoria profesional del vigilante de seguridad Manuel González



Historia viva de la Seguridad Privada

Dentro de las actividades realizadas en el marco de las I Jornadas de Puertas Abiertas, SPV ha querido reconocer la trayectoria profesional del vigilante de seguridad Manuel González Sanchéz, veterano trabajador de la seguridad privada con más de treinta años de servicio a sus espaldas. Muy pocos como él han vivido en primera persona la brutal transformación que ha sufrido nuestra profesión en todos estos años, testigo de excepción de como ha ido creciendo y modernizándose el negocio de la seguridad privada en nuestro país. Desde los primeros pasos de andadura de SPV manolo siempre estuvo ahi, siendo uno de los afiliados más antiguos y, sin lugar a dudas, historia viva de la seguridad privada.

Manolo empezó a trabajar como vigilante jurado en Madrid en Junio del año 1985 para la empresa de seguridad Candi, distribuyendo su jornada entre el Banco Central y el Metro. Fueron 25 meses de duro trabajo hasta que pudo trasladarse a Sevilla para prestar servicio en Iberexpres en las instalaciones de Construcciones Aeronáuticas de Tablada y más tarde para Telefónica.

En el verano del año 1989 aterrizó en los terrenos de la Cartuja que se preparaban para albergar años después la Expo 92. Estuvo trabajando para la empresa Esabe hasta que en el año 94 la multinacional sueca Securitas entró en España comprando entre otras a Esabe. Años más tarde también probó los sinsabores de trabajar para una empresa de baja calidad. Fueron dos tortuosos años en Templar de los que todavia en la actualidad le quedan cuentas pendientes por saldar. Hasta que los responsables de Agesa decidieron volver a confiar su seguridad a Securitas, empresa en la que sigue trabajando en la actualidad, en el Pabellon de la Navegación de la Isla de la Cartuja, donde se van a cumplir 27 años ininterrumpidos de servicio desde que llego, cuando aquello era un solar.

Trabajador responsable y meticuloso en su cometido, ha sido felicitado por su buen hacer en varias ocasiones por escrito tanto por las empresas de seguridad como por los clientes donde ha estado de servicio. Es para nosotros todo un ejemplo a seguir y que le ha hecho merecer sobradamente el reconocimiento que desde SPV le hemos ofrecido.


¡Enhorabuena manolo!

30 de diciembre de 2016

SPV celebró con éxito las I Jornadas de Puertas Abiertas

A las puertas de las fiestas navideñas, afiliados y simpatizantes de SPV Sevilla disfrutaron de un rato de convivencia en las I Jornadas de Puertas Abiertas celebradas en su sede social. Unas instalaciones remodeladas para dar cabida a este tipo de reuniones y otros eventos, que es uno de los objetivos del Comité Ejecutivo, que las oficinas de nuestro sindicato además de la atención diaria a nuestros afiliados, sean un lugar de encuentro donde se puedan programar diversas actividades.

Desde estas lineas nuestro agradecimiento a todos los que contribuyen a hacer cada vez más grande el gran valor que tiene nuestra organización: los compañeros y compañeras que confían en SPV y nos apoyan porque dentro del maremágnum de siglas sindicales que existen en nuestro sector, reconocen nuestra singularidad y respaldan con su afiliación los valores que tiene SPV, y que han hecho posible que una propuesta como la nuestra sigan en pie después de más de 20 años de lucha sindical. Gracias a todos ellos seguimos y seguiremos en la brecha.


La negociación del ERE de Segur Ibérica, que prevé 316 despidos, acaba sin acuerdo

Resultado de imagen de ere
Los sindicatos estudiarán si impugnan el ERE

La firma ofrece la indemnización mínima fijada por ley, veinte días por año trabajado y un máximo de 12 mensualidades

Los representantes de la empresa de seguridad Segur Ibérica y de la plantilla cerraron ayer el periodo de consultas del expediente de regulación de empleo (ERE) sin llegar a un acuerdo, por lo que ahora la compañía tiene un plazo de quince días para decidir cómo lo ejecuta. La cifra de afectados es la misma que la semana pasada, 316. De ellos, 163 son profesionales operativos (vigilantes) y 153 de estructura (oficinas). La filial de Grupo Segur insistió a los sindicatos, sin embargo, que la cifra de trabajadores de estructura puede reducirse en otros 60 si la compañía logra un buen acuerdo de venta de la matriz a una multinacional del sector.

Los empleados implicados en el despido colectivo dependen principalmente de la posible adquisición del grupo y de las subrogaciones de profesionales (vigilantes) derivadas de la pérdida "intencionada" de servicios por parte de Segur Ibérica. Las nuevas prestadoras de esos servicios deben incorporar a su plantilla a los trabajadores de la filial de Grupo Segur, lo que ya ha ido mermando semana tras semana la plantilla de la firma.

Actualmente, según fuentes sindicales, Segur Ibérica cuenta con algo más de 4.700 trabajadores en España, frente a los más de 7.000 de cuando presentó el ERE, y en Galicia supera los 450, por los más de 700 de hace un mes. Las condiciones del despido planteadas por la firma son las mínimas exigidas por ley: una indemnización de 20 días por año trabajado y un máximo de 12 mensualidades, una propuesta que los administradores concursales, que acaban de llegar a la empresa, aprobaron. Los sindicatos insistieron en que la empresa actuó de mala fe en la negociación y anunciaron que sus servicios jurídicos estudiarán si impugnan el ERE, que la firma pretende aplicar hasta diciembre de 2017. Los representantes de la plantilla también lograron crear una comisión informativa con la administración concursal para analizar el calendario de pagos a la plantilla y documentación sobre la situación de la empresa. En Galicia hay más de 150 trabajadores a los que Segur Ibérica adeuda nóminas o los finiquitos tras abandonar la empresa.

Las claves

Despido colectivo. Segur Ibérica prevé incluir en el ERE a 316 trabajadores, 163 vigilantes y 153 empleados de las oficinas, aunque asegura que esta última cifra podría reducirse en 60
Plantilla. La compañía cuenta con más de 4.700 trabajadores en España, frente a los más de 7.000 de hace un mes, unos 450 de ellos en Galicia, donde tenía más de 700
Compensación. La empresa ofrece a los afectados por el despido colectivo la indemnización mínima fijada por ley: 20 días por año trabajado y un máximo de 12 mensualidades
Impagos. Los sindicatos denuncian que la firma adeuda nóminas o los finiquitos a más de 150 trabajadores gallegos. Analizarán la situación con la administración concursal

Segur Ibérica: La antigua empresa de Morenés en liquidación

Resultado de imagen de empresa en liquidacionLa antigua empresa de Morenés en liquidación. Recibió 80 millones en contratos públicos en cinco años. La empresa ha recibido numerosas adjudicaciones públicas durante los últimos cuatro años. Al parecer hay un grupo que podría estar interesado en comprarla, pero por ahora no hay nada cerrado. Luis Lada, ex de Telefónica, era el Presidente del Grupo.

El futuro del Grupo Segur (que engloba a Segur Ibérica, Segur Fuego 2005 y Consorcio de Servicios) y que es una de las empresas de seguridad más importante del país, resulta cada vez más incierto. Los administradores concursales han tomado las riendas de la compañía, después de que el Juzgado de lo Mercantil número 3 de Madrid haya decidido abrir la fase de liquidación tras el concurso voluntario de acreedores al que se ha suscrito la compañía. Una responsabilidad que recae en PWC que ya se ha comenzado las tareas de análisis de la empresa, según la documentación a la que ha podido acceder Merca2.

Entre los asuntos pendientes, según explican fuentes sindicales, estará el intentar poner al día las nóminas de los trabajadores. Al parecer, hay varios empleados (de los más de 4.700 que tiene la empresa) que todavía no han cobrado el mes de noviembre, y hay poca esperanza en que puedan cobrar la de diciembre y la extra de Navidad. Lo que sí está claro es que el ERE planteado hace mes y medio, que afectará a 321 trabajadores, sigue adelante, aunque los sindicatos temen que la intención de la empresa sea que se haga cargo de los atrasos y las indemnizaciones el FOGASA.

La mayor parte de los trabajadores afectados corresponde a los servicios centrales. El resto de la plantilla son -en su mayoría- vigilantes de seguridad. Según explican fuentes sindicales existe una tradición de subrogar las plantillas, por lo que en caso de que la empresa cerrara, la compañía que asumiera esos servicios se haría cargo de los empleados. Ahora bien, el futuro de Segur Ibérica viene ligado también al de un grupo inversor que, al parecer, sigue interesado en comprarla, aunque no se ha cerrado todavía el acuerdo. Este será, precisamente, otro de los puntos que tendrá que abordar el administrador concursal en las próximas semanas. Se trata, según informó la propia Segur Ibérica hace unos meses, de un grupo europeo con intereses en España. Sin embargo, se desconoce el nombre por confidencialidad. Aunque en el sector se habla de que podrían estar encima de la mesa compañías como Securitas, Seguriber o Prosegur. También hay, incluso, quien habla de una empresa israelí.


Se da la circunstancia de que la caída de Segur Ibérica se produce, casi en el tiempo, con el adiós de Pedro Morenés como ministro de Defensa quien era presidente de la empresa de seguridad antes de cambiar al sector público. Morenés se incorporó al primer gabinete de Mariano Rajoy, y durante estos casi cinco años (contando el tiempo de Gobierno en funciones) la Administración del Estado ha adjudicado algo más de 80 millones de euros a Segur Ibérica para cubrir distintos servicios de seguridad.

Lo datos de la Plataforma de Contratación del Estado reflejan que fue en abril el último mes en el que el Grupo Segur logró contratos de la Administración. En concreto, el 18 de abril logró un contrato de Patrimonio Nacional para la vigilancia de algunas dependencias por importe de 600.000 euros. Un mes antes, y con el Gobierno ya en funciones, Navantia decidió adjudicar también el contrato de vigilancia de todos sus centros por un importe total de nueve millones de euros. Cabe decir que no en todos esos contratos estuvo directamente implicado el ministro Pedro Morenés, ya que muchos son adjudicaciones de empresas públicas. Sin embargo, resulta llamativo que -pese a todo- la compañía siga teniendo problemas económicos. Algo que también llama la atención de los sindicatos de la empresa que califican la gestión de “capciosa e ineficiente”.

Morenés, según datos del Registro Mercantil, dejó la presidencia del Grupo Segur el 30 de enero de 2012. Tras él ha habido otros tres presidentes: Jaime Hernández Soto, José Luis Novales y Luis Lada (ex Telefónica), el actual presidente, que ahora cesará con la disolución del Consejo de Administración tras la llegada de los Administradores Concursales. Desde Merca2 hemos intentado hablar con la dirección de comunicación de la empresa sin que por el momento hayamos recibido respuesta por su parte. Fuente: merca2.es


ALMERÍA: Denuncian las condiciones de los vigilantes de Grupo Control en el mercadillo navideño

UGT asegura que advirtió a Grupo Control de las carencias el pasado 20 de diciembre 

La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC) UGT Almería ha denunciado las lamentables condiciones de higiene y salud en la que se encuentran los trabajadores del Grupo Control que prestan sus servicios de vigilancia en el mercadillo navideño ubicado en la Rambla de la capital.

Desde FeSMC UGT Almería aseguran que “entre otras carencias, hemos comprobado que el personal no dispone de los EPIS exigidos para efectuar las rondas correspondientes, ni de cuartos de baños, ni de botiquín o caseta donde resguardarse. En definitiva, no cuentan con los mínimos exigidos en el servicio tal y como contempla la legislación vigente”. “Todas estas irregularidades fueron comunicadas a la empresa, el pasado 20 de diciembre, a través de un escrito presentado por el Delegado de Prevención de Riesgos Laborales y seguimos a la espera de que se solucionen las deficiencias detectadas y que se cumpla con las condiciones mínimas de seguridad e higiene” han explicado.

Finalmente, los representantes de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC) UGT Almería han reiterado que “a pesar de que se trata de un servicio de carácter esporádico, Grupo Control debe garantizar la salud y seguridad de todos sus trabajadores y trabajadoras, por lo que instamos a la empresa a que agilice las actuaciones necesarias para que en el menor plazo de tiempo se acabe con esta anómala situación”.

TRIBUNAL SUPREMO: Se puede vigilar con cámara a los empleados sin avisarles


El Supremo ampara a Dia, que grabó a una cajera que robaba embutido


Los tribunales amparan a una empresa que puso cámaras para detectar quién robaba material y se lo comunicó al comité, pero le rogó que no lo contara a la plantilla para que la medida tuviera éxito. Las empresas pueden vigilar a sus empleados con cámaras sin advertirles de que están siendo grabados. Así lo ha establecido el Tribunal Supremo (TS) en una sentencia que añade esta novedad a los pronunciamientos de los tribunales sobre el uso de cámaras en el lugar de trabajo, que suelen ser favorables al empresario siempre que haya avisado a sus trabajadores.

El caso afectó a la empresa dedicada a la fabricación de envases y botellas de plástico Alción, que detectó la desaparición de material empleado en producción que se encontraba almacenado en el centro de trabajo. Ante esta situación, decidió establecer un sistema de videovigilancia en sus instalaciones, que fue inscrito en la Agencia Española de Protección de Datos con un fichero con el nombre de "Videovigilancia" y con la descripción "grabación de imágenes para seguridad". La empresa comunicó al comité la instalación de cámaras en diversos lugares visibles de los almacenes, rogándole que no lo trasladara a la plantilla con el objeto de velar por el resultado de la vigilancia. La sentencia apunta que, a pesar de que no se comunicó a los empleados que se les grababa, en el juicio se evidenció que tenían conocimiento del hecho.

Dos palés En las imágenes grabadas en la madrugada del sábado 11 de mayo de 2013, a las 5.49 horas, puede verse como uno de los trabajadores fichó la salida del turno al haber finalizado su jornada de trabajo. No obstante, el empleado permaneció en las dependencias de la empresa, cogió una carretilla elevadora y se dirigió a una de las naves para coger, en sendos viajes, dos palés cargados de sacos de material cuyo valor ascendía a 1.890 euros. Depositando los palés en el suelo, el trabajador retiró la etiqueta identificativa de Alción Plásticos. A continuación, mantuvo una conversación con una persona no identificada en su teléfono móvil. Tras ello, abrió la puerta de entrada y permitió el acceso de un camión. Una vez dentro, el trabajador cerró la puerta y comenzó a cargar en el vehículo los sacos apilados en los palés y abrió de nuevo la puerta de la nave para permitir que el camión saliera, dejó la carretilla elevadora en su sitio y abandonó el centro de trabajo a las 6:31 horas.

Al día siguiente, en que el trabajador no tenía asignada jornada laboral, accedió al centro de trabajo a las 8:20 horas, sin fichar. Entró a la nave y recolocó los materiales e instrumentos de trabajo para dejarlos como estaban el sábado de madrugada. Y salió por la puerta de acceso de personal, de nuevo sin fichar, alrededor de las 8:41 horas.La actuación del trabajador determinó su despido disciplinario y el que se siguieran diligencias previas ante el Juzgado de Instrucción. Frente a la sentencia de instancia, que declaró procedente el despido, el trabajador interpuso recurso de suplicación denunciando la infracción del artículo 18 de la Constitución y de los artículos 4.7, 5.1 y 26.1 de la Ley de Protección de Datos. El Tribunal Superior de Justicia (TSJ)de la Comunidad Valenciana desestimó el recurso y declaró que la colocación de las cámaras de videovigilancia respetaba los requisitos de idoneidad, necesidad y proporcionalidad.

Contra esta sentencia, el trabajador interpuso recurso de casación para unificación de doctrina alegando que no se le había informado previamente y aportando, como sentencia de contraste, la del Tribunal Constitucional 29/2013, que anuló las sanciones impuestas a un trabajador de universidad por faltas reiteradas al trabajo y manipulación de las horas de entrada, al que se grabó sin su conocimiento en el acceso al recinto universitario.Sin embargo, el Supremo entiende que no concurre el requisito de contradicción entre las sentencias y confirma el fallo del TSJ favorable a la empresa.

La doctrina del Tribunal Constitucional: el 'caso Bershka' El Pleno del Tribunal Constitucional dictó una sentencia de 3 de marzo de 2016 que establece que la instalación por Bershka en la entrada de uno de sus establecimientos del distintivo informativo de "Zona videovigilada" regulado por la Instrucción 1/2006 de la Agencia Española de Protección de Datos cumple con la obligación de informar al trabajador de la instalación de dichos sistemas. Por ello, estipula que la obtención a través de cámaras de videovigilancia de imágenes justificativas del despido del trabajador cumple con los requisitos legalmente previstos para la captura y tratamiento de esos datos, pues se han utilizado para la finalidad de control de la relación laboral exigida.

Según el Constitucional, este fallo tiene especial trascendencia constitucional, pues le permite aclarar su doctrina en relación con el uso de cámaras en la empresa, para aclarar el alcance de la información a facilitar a los trabajadores sobre la finalidad del uso de la videovigilancia en la compañía. Así, concluye que es suficiente la información general. En su sentencia 29/2013, de 11 de febrero, había estipulado necesaria la información específica.

Para el Constitucional, en su última sentencia del Pleno, la instalación de cámaras de videovigilancia en el lugar de trabajo no requiere del consentimiento del trabajador, pero sí que se le informe, aunque sea de forma genérica. Considera que el consentimiento se entiende implícito en la propia aceptación del contrato que implica reconocimiento del poder de dirección del empresario. Eso sí, subraya la necesidad de proporcionalidad.

29 de diciembre de 2016

Comunicado de Interior sobre las informaciones falsas sobre la comisión de un posible atentado en España

Ante las informaciones infundadas que se están propagando a través de diversas redes sociales y otros canales de comunicación (WhatsApp), el Ministerio del Interior aclara que:

Las informaciones que se están difundiendo a través de algunas redes sociales y otros canales de comunicación como WhatsApp sobre la comisión de un posible atentado en España, carecen de toda credibilidad y solo pretenden provocar estados de temor a la población y de alarma ciudadana u otros fines malintencionados que son totalmente ajenos a la seguridad.

Además, el Ministerio del Interior no ha modificado el Nivel de Alerta Antiterrorista - NAA (Nivel 4 - Riesgo Alto) que estableció el pasado 26 de junio tras los atentados terroristas de Francia, Túnez, Kuwait y Somalia.

Cualquier modificación del Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA), arresto de terroristas o comisión de un atentado siempre se transmite a los medios de comunicación y se hace público a través de los canales habituales y oficiales del Ministerio del Interior (www.interior.gob.es) y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Policía Nacional y Guardia Civil).

Comité de empresa Preosegur Bilbao pide las medidas necesarias para la seguridad de los vigilantes del metro


Trabajadores de Prosegur protestan por la agresión de Metro Bilbao


El comité de empresa de Prosegur Bizkaia ha realizado una protesta este miércoles ante las oficinas de Metro Bilbao para condenar la agresión sufrida por dos vigilantes de Metro Bilbaoel día de Navidad. La concentración, que ha congregado a centenares de personas, se ha iniciado a las doce y media del mediodía frente a las oficinas del Metro Bilbao cuando los compañeros de los trabajadores agredidos han desplegado una pancarta en la que se podía leer "Aski da-Basta Ya. Stop agresiones".

¡BASTA YA! Miles de trabajadores de la seguridad privada afectados por impagos de sus empresas ¿HASTA CUANDO?

Muchos trabajadores del sector de la seguridad privada están pasando por unas circunstancias muy complicadas debido a que sus empresas les adeudan salarios atrasados desde hace meses. Desde SPV condenamos enérgicamente estas malas prácticas empresariales, que hacen que nuestra profesión esté sumida en una incertidumbre e inseguridad palpable. Nadie está libre de que en una de las subrogaciones que ocurren casi a diario, le toque a uno la desgracia de caer en una empresucha de tres al cuarto que no tiene solvencia ni capacidad de abonar regularmente la nómina a sus asalariados, con independencia de los clientes morosos que tengan o dejen de tener en su cartera de clientes.


¡BASTA YA!
Queremos una seguridad privada libre de empresas que no cumplen con sus trabajadores y que intentan hacer caja a costa de recortar derechos y salarios.

Segur Ibérica entra en Concurso de Acreedores

El Juzgado de lo Mercantil Nº 3 de Madrid ha aceptado, mediante Auto fechado el pasado 22 de Diciembre, la solicitud de concurso voluntario de acreedores presentado por la empresa Segur Ibérica y que engloba a las empresas Segur Ibérica, Consorcio de Servicios y Segur Fuego 2005. (VER AQUÍ)

Se nombra administrador concursal a Landwell-PricewaterhouseCoopers Tax & Legal Services SL, persona jurídica, con domicilio a efectos de notificaciones con concursado y acreedores, Paseo de la Castellana, 259 B, Madrid. En el mismo Auto, el Juzgado acuerda:

1º.- La disolución social de SEGUR IBÉRICA S.A., cuya liquidación, en los aspectos patrimoniales se realizará en el seno del concurso.

2°.- El cese del órgano de administración societaria de SEGUR IBÉRICA S.A., con su sustitución por la Administración concursal, salvo en los procedimientos en que aquella sea parte.

3°.- Se declara el vencimiento anticipado de todos los créditos y su conversión en dinero, sin perjuicio de los descuentos que pudiera haber lugar.

HUELVA: Detenido el presunto autor de dos robos con violencia a punta de navaja en un centro comercial




Fue interceptado por dos vigilantes de seguridad en un conocido centro comercial de la capital onubense

La Policía Nacional ha detenido a una persona de 37 años como presunto autor de dos robos con violencia en los cuales habría utilizado una navaja y que fue interceptado por dos vigilantes de seguridad en un conocido centro comercial de la capital onubense, donde supuestamente trataba de hurtar varios productos, por lo que dieron aviso a la Policía Nacional.

Según informó ayer la Policía en un comunicado, los agentes que llegaron al lugar de los hechos habían hecho indagaciones previas y tenían conocimiento de que en la ciudad se habían producido varios robos con violencia ese mismo día y que el presunto autor de los mismos coincidía con las características del individuo retenido por hurtar en el centro comercial, por lo que se procedió a su traslado a dependencias policiales con el fin de continuar las gestiones y esclarecer los hechos.

Por parte de la Policía Nacional se realizaron varias investigaciones que han concluido con la determinación de que se trata de la misma persona que presuntamente efectuó dos robos con violencia a dos mujeres producidos ese mismo día, a las que trató de arrebatarles sus bolsos, provocándole a una de ellas lesiones graves. D.M.R. ha sido finalmente detenido en dependencias policiales, y puesto a disposición de la Autoridad Judicial.


Los vigilantes de seguridad de las prisiones alicantinas se movilizarán ante el impago de nóminas

La situación «está provocando en un numeroso grupo de familias de los vigilantes serias dificultades para cubrir sus necesidades básicas, lo que especialmente en estas fechas supone una situación indignante»

El Comité de Empresa de la empresa encargada de la seguridad exterior de las prisiones de Fontcalent (Alicante) y Fontanilles (Villena), ha anunciado que se trabaja en un calendario de movilizaciones ante el impago de nóminas por parte de la empresa. Además, ha comunicado a la Subdelegación del Gobierno la situación y ha recordado al ejecutivo "su responsabilidad" en una circunstancia que "deberían haber controlado y evitado".

En un comunicado, el comité ha alertado de que se trabaja en un calendario de movilizaciones ante los impagos de salarios y "las pocas perspectivas de abono de la deuda que la empresa mantiene con la plantilla" de Fontanilles y Fontcalent. "El Comité de Empresa de Segur Ibérica ha decidido poner en marcha un calendario de movilizaciones para visibilizar un conflicto del que responsabilizan tanto a la empresa como a la propia administración que está haciendo una escandalosa dejación de su obligación de velar por el correcto cumplimiento del servicio", ha señalado. Al respecto, han anunciado que se ha elevado una denuncia ante la Inspección de Trabajo y se ha comunicado a la Subdelegación del Gobierno la situación creada "por una empresa a la que contrató para realizar con eficiencia un servicio y que no está a la altura de lo que correspondería".

El Comité de Empresa ha criticado que el proceso de asignación de servicios por la administración --los concursos--, "consiente la aparición de bajas temerarias --ofertas económicas que difícilmente llegan a cubrir todos los gastos, especialmente los salariales, y que provocan impagos a la plantilla o a otros proveedores--, y de una cierta mala práctica de algunas empresas que se reúnen en UTE para ganar los concursos y que, después, se reparten la gestión concreta de los servicios perdiendo las garantías que ofrece actuar como UTE". Según han agregado la situación "está provocando en un numeroso grupo de familias de los vigilantes serias dificultades para cubrir sus necesidades básicas, lo que especialmente en estas fechas supone una situación indignante y profundamente injusta".

Así se está elaborando un calendario de movilizaciones "sin descartar ningún tipo de acción" que se iniciará "en breve con una movilización para exigir a la administración que cumpla su obligación y garantice que los salarios se abonan tal y como marca el convenio colectivo". El sindicato ha recordado que Segur Ibérica está inmersa en un concurso de acreedores y con un ERE en marcha que afectará a 321 trabajadores. Adeuda a las plantillas los salarios de noviembre y la extra de Navidad y, además, "nada apunta a que se abonará la nómina de diciembre en su momento".

"Hay que señalar que, a pesar de esta situación de inseguridad laboral, el trabajo se está realizando con todas las garantías gracias, exclusivamente, a la alta profesionalidad y eficacia de la plantilla de trabajadores. Ésta va a seguir movilizada hasta que la empresa y administración tomen las medidas necesarias para que los salarios sean abonados en su totalidad", ha zanjado.

28 de diciembre de 2016

Una concentración defiende la labor de los vigilantes del metro de Bilbao

"Basta ya. Queremos soluciones"

Varias decenas de personas se ha concentrado hoy en Bilbao para defender la labor de los vigilantes del metro y condenar la agresión sufrida por dos de ellos el pasado fin de semana. 

Los concentrados, ante la sede del metro, portaban una pancarta en la que se leía "Basta ya. Queremos soluciones". Posteriormente, desde la mayoría del comité de empresa (ELA, CCOO, CIM, UGT, ESK) se ha emitido un comunicado en el que han mostrado su repulsa a las agresiones. "No podemos permitir que las personas que prestan servicio al publico en Metro Bilbao se vean atacadas, agredidas o amenazadas en su puesto de trabajo; es por ello que rechazamos cualquier tipo de violencia sea verbal o física", han comentado los sindicatos. Además, el comité de Metro Bilbao ha invitado a la ciudadanía a viajar con normalidad en el suburbano y ha recalcado que el personal que trabaja en dichas instalaciones "está para dar un servicio de calidad".

Los vigilantes de Metro Bilbao piden el fin de las agresiones

en Videos

BILBAO: El metro reforzará su seguridad en el tramo horario donde más incidentes se registran


Doce vigilantes reforzarán la seguridad del metro a primeras horas de los sábados


Los sindicatos del suburbano llaman a una concentración hoy en repulsa a la agresión del domingo

BILBAO. El metro reforzará su seguridad las primeras horas de la mañana de los sábados en el tramo horario donde más incidentes se registran, según las estadísticas de seguridad que maneja la compañía ferroviaria. En concreto, prácticamente duplicará el número de vigilantes en las estaciones del tubo entre Santurtzi y Etxebarri pasando de los actuales doce guardas a 24 efectivos, más los dos vigilantes de refuerzo ocasionales que son activados cuando es necesario.

Según ha podido saber este periódico, el pasado lunes tuvieron una reunión la dirección de Prosegur, la empresa contratada por Metro Bilbao, con los representantes sindicales del comité para tratar la agresión del pasado domingo a dos vigilantes en la estación de San Mamés. En ese encuentro se trataron varios temas, desde un cambio en el protocolo integral de seguridad del suburbano hasta el uso de guantes y chalecos anticorte por parte de los agentes, ademas de reforzar los efectivos en fin de semana. Finalmente, ambas partes llegaron a un acuerdo en este último punto que fue dado a conocer por parte de Prosegur a Metro Bilbao “y que esta última aceptó”, indicaron fuentes sindicales.

Fuentes de Metro Bilbao no quisieron ayer ni confirmar ni desmentir tal medida que, sin duda, supondrá una mejora tanto para los vigilantes como para los usuarios del suburbano. Indicaron que “el dispositivo de seguridad del metro no es invariable y se adapta a las necesidades que se detectan en cada momento”. Asimismo, y tras aclarar que “la competencia para establecer el dispositivo es solo nuestra”, especificaron que “por obvias razones de seguridad, no podemos comentar los dispositivos en marcha”.

Según indicaron fuentes sindicales, los doce nuevos vigilantes realizaran sus labores entres las 6.00 y las 10.00 horas de los sábados. Es el periodo de tiempo donde más altercados suelen generarse, como consecuencia de la gente que toma el metro después de salir de locales nocturnos y en condiciones poco recomendables. Hasta ahora, la operativa de seguridad era la de un guarda por cada dos estaciones que se movían por la línea cubriendo todas las paradas. Con la nueva medida, el esquema de trabajo no varía, lo que ocurre es que en vez de un agente privado serán dos juntos los que hagan la ronda.

Para hoy, los sindicatos del comité de empresa de Prosegur ha convocado una concentración ante el edificio de la sede del metro, en repulsa por la agresión de los dos vigilantes y para estudiar un cambio en el mencionado protocolo de seguridad del suburbano.

OMBUDS es la gran triunfadora en la adjudicación de los centros penitenciarios de Andalucía, Canarias, Ceuta y Melilla


El Ministerio del Interior que dirige Juan Ignacio Zoido gastará más dinero que nunca en contratar 800 vigilantes.

En concreto, 34.666.869 euros, según se recogen en la resolución por la que se adjudica el concurso del denominado “servicio de apoyo a la seguridad en centros penitenciarios”.Una cifra que supone un incremento de cerca del 4% respecto a la anterior licitación, que fue de poco más de 33 millones. La gran beneficiada ha sido la empresa Ombuds Compañía de Seguridad SA, que se ha hecho con tres de los cuatro lotes en los que se ha dividido el contrato.


Centros penitenciarios ubicados en las CC.AA. de Andalucía, Canarias y Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla, CC.AA. de Castilla la Mancha, Extremadura y Madrid, CC.AA. de Asturias, Cantabria, Castilla y León, Galicia y La Rioja, ha sido adjudicataria la empresa OMBUDS COMPAÑÍA DE SEGURIDAD SA.

Hasta ahora, estos vigilantes se dedican al control del perímetro de los centros penitenciarios y del acceso a los mismos. También están encargados de atender los circuitos cerrados de televisión y la gestión de los saltos de alarmas. Todo ello, bajo la dirección de los integrantes de la Fuerzas de Seguridad del Estado y de los funcionarios de prisiones.

CADIZ: Securitas dejará de prestar servicio en los centros del Servicio Andaluz de Salud de la provincia de Cádiz


SECURITAS SEGURIDAD ESPAÑA, S.A, tras varios años prestando servicio en los centros del Servicio Andaluz de Salud de la provincia de Cádiz, parece ser que el día 1 de febrero 2017 dejará de hacerlo.

Securitas Seguridad España S.A en su delegación de Cádiz ha perdido la adjudicación de estos servicios y con ello más de 150 trabajadores de la plantilla que pasarán subrogados a la nueva adjudicataria, UTE SEGURIDAD SAS CÁDIZ (CLECE SEGURIDAD, S.A.U. - SEGURIDAD Y VIGILANCIA RIOS.

La Ertzaintza busca a los agresores de los vigilantes de seguridad del metro de Bilbao


Los sindicatos denuncian lo ocurrido y exigen más personal en determinadas estaciones


La denuncia interpuesta por Metro Bilbao ya está en los juzgados y la Ertzaintza (tras recibir las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad del suburbano) ha activado el protocolo para localizar a los responsables de la agresión a un par de vigilantes de seguridad en la estación de San Mamés, una de las más transitadas.

Ayer mismo, representantes sindicales de Prosegur que supervisa el recorrido del metro se reunían para acordar la realización de alguna movilización con el propósito de dejar patente su malestar ante estos sucesos. Mañana mismo, apuntaban desde CC.OO. habrá una concentración a las doce y media del mediodía frente a la sede de Metro Bilbao en la calle Navarra.

Este sindicato ponía de manifiesto el “hartazgo” de los trabajadores de Metro Bilbao después de que en varias ocasiones se haya denunciado “la falta de medidas de seguridad” entre los empleados del servicio de seguridad privada del suburbano, que entre 2015 y 2016 han sufrido, al menos, cuatro agresiones en diferentes estaciones del metro, con varios heridos, según sus datos. Los dos vigilantes de seguridad apaleados este pasado día de Navidad se encuentran de baja: uno de ellos ha perdido varias piezas dentales y el otro tiene un dedo de la mano derecha roto y diversas contusiones.

“Los ánimos entre los empleados están caldeados”, resumía ayer Arturo Salinas, uno de los portavoces de CC.OO. Lamentaba también, en declaraciones a DEIA, que ante las denuncias efectuadas por los sindicatos desde el año 2011, los responsables de seguridad de Metro Bilbao y Prosegur “parecen mirar más por el gasto del presupuesto de este servicio que por la seguridad de los usuarios y de los trabajadores”. En este sentido, Salinas adelantaba que solicitarán una reunión con representantes de ambas empresas para revisar el plan de seguridad del suburbano y analizar diversas cuestiones; entre ellas, el refuerzo de las dotaciones en días puntuales y en estaciones y tramos específicos, así como un mejor equipamiento para los vigilantes. “Hablamos de guantes anticorte por ejemplo; y también de chalecos anticorte, que solo hay unos pocos”, detallaba el representante sindical.

DOBLAR EL PERSONAL Otro de los puntos que trasladarán tanto a la dirección de Metro Bilbao como de Prosegur estará relacionado con una revisión general del protocolo de seguridad en el suburbano. Así, tal y como manifestaba Salinas, se planteará a ambas partes que se doble el persona efectivo en días puntuales (Carnavales, Aste Nagusia,...) y que se refuercen los fines de semana. También UGT criticaba ayer “la desvinculación que continuamente muestra la dirección de Metro Bilbao” ante las agresiones a los vigilantes del suburbano.

Según exponían ayer desde el sindicato, “en Metro Bilbao no pueden mirar para otro lado cuando se pone en peligro la integridad de usuarios y trabajadores, propios o ajenos. Tendrán que adoptar medidas” y “dejar de actuar como si no fuera con ellos cada vez que hay una agresión en sus instalaciones”, apostillaban. Fuentes de esta central sindical desvelaron ayer que hace un mes enviaron un escrito a la dirección de Metro Bilbao, en el que detallaba “las deficiencias en materia de seguridad detectadas para que sean subsanadas” al tiempo que lamentaba que su petición no haya obtenido respuesta. - DEIA

Vaya inocentada la de la mesa negociadora del convenio colectivo de seguridad privada


Vaya inocentada y vaya tomadura de pelo la de la mesa negociadora del convenio... 

Lo curioso es que hayan adelantado casi 50 días la pesada broma, porque visto lo visto, el simulacro de reunión que celebraron el 10 de noviembre bien lo podían haber celebrado hoy 28 de Diciembre, festividad de los Santos Inocentes, y así por lo menos hubiese quedado claro que era una reunión "de pega" y que no era digna de considerarse como reunión de la mesa negociadora, ni de inicio de negociación del convenio, ni de nada.

Como todos recordarán, ese día se reunieron en Madrid representantes de los sindicatos con mayor representación en sector de la seguridad privada y de las principales asociaciones empresariales. Y lo hicieron para comentar que el convenio por el que se regula el sector finalizaba a fecha 31/12/16 y que había que ir pensado en montar la mesa para negociar uno nuevo. Acto seguido se ponen a discutir cuotas de representatividad, sobre todo de la parte empresarial: que si tú tenias que tener menos porcentaje y yo más, que si fulanito no le corresponde estar aquí, que si hay que demostrar feacientemente la legitimidad necesaria para poder negociar el convenio...

Ante tal galimatias, acuerdan que es imposible proceder a la constitución de la mesa negociadora, por las posibles consecuencias que podria acarrear para el devenir del proceso negociador hacerlo de manera provisional sin tener resuelto el tema de los porcentajes. Y rematan la reunión comprometiéndose a resolver el proceso de acreditación "en el plazo más breve posible". Los sindicatos manifestaron que se daban todas las condiciones para proceder a la constitución de la mesa de negociación, entendiendo que "la parte empresarial no dispuesta a constituir la mesa estaba imposibilitando el ejercicio del derecho de la negociación colectiva, comportando un perjuicio importante para los trabajadores del sector y actuando con mala fe".

Después de tantos días sin saber nada de nuestros representantes (casi dos meses) muchos trabajadores pueden pensar, cargados de razón, que las manifestaciones sindicales realizadas en aquella reunión se hicieron de cara a la galería y vacías de contenido alguno, pues no se entiende que digan que dificultar adrede la constitución de la mesa es un perjuicio grave para el colectivo que representan y no se planteen realizar acción alguna (ni de protesta, ni informativa, ni reivindicativa). tanto es así que a nuestros representantes parece que se los hubiera tragado la tierra.

El problema es que, aparte de la inocentada, el panorama que se avecina para el sector es desolador. No tiene pinta ni se vislumbra motivo alguno para creer que estos señores van a llegar a un acuerdo ni a corto ni medio plazo. Es más, ya hay voces que argumentan que la patronal no tiene intención de llegar a ningún acuerdo que no sea la congelación de las actuales condiciones que contiene el convenio a punto de caducar. Por si acaso, vamos a ir sacando unas copias de las actuales tablas salariales, porque en el año 2017 que está ya tocando a las puertas, pocas novedades nos vamos a encontrar. Ya veremos.

27 de diciembre de 2016

SEVILLA: La carencia de agentes pone en peligro la seguridad ciudadana

Patrulleros. La Policía Nacional y Local denuncian la crisis de personal que están viviendo en los últimos años. Suman un déficit de unos 800 policías

La Policía Nacional y la Policía Local de Sevilla sufren una importante merma de agentes que pone en peligro la seguridad ciudadana. Es un hecho que los sindicatos de ambos cuerpos llevan años denunciando. A esto se le suma la falta de coordinación entre los políticos que dirigen estos cuerpos de seguridad que «interponen sus intereses a los de los ciudadanos», afirma la Unión Federal de la Policía (UFP). Pero en la calle todo cambia, el hacer de los policías les lleva a colaborar en sintonía para solucionar entre todos las carencias que sufren en el día a día, aunque reconocen que en muchas ocasiones el ciudadano está desprotegido porque deben asumir otras funciones.

La Policía Nacional de Sevilla tiene en activo a 2.350 agentes aproximadamente y debería tener 2.900 para cubrir los servicios y las unidades. Esta carencia es un secreto a voces, de hecho, el propio ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, lo reconoció ante los medios de comunicación. A este respecto, la UFP ha explicado a este periódico que «los problemas de escasez de la plantilla de la Policía Nacional se focalizan especialmente en las unidades de Seguridad Ciudadana, que además son las que mantienen presencia activa en la calle prestando las labores de prevención y atención al ciudadano».

Este déficit es el mismo que presenta la Policía Local, la cual depende del Ayuntamiento de Sevilla que preside Juan Espadas. El mismo Consistorio ha reconocido en varias ocasiones la falta de agentes y las deficiencias que esto supone para la seguridad del ciudadano. Actualmente este cuerpo cuenta con 1.150 policías y según la normativa europea debería de haber dos por cada dos mil habitantes, es decir, una ciudad como Sevilla que tiene cerca de 700.000 habitantes debería contar con 1.400. Hay una merma de 250 agentes. Además, la edad media de estos trabajadores ronda los 50 años y está cerca de la segunda actividad –en la escala básica a los 55 años y esto supone que a los agentes se les excluye de algunas funciones–. Pero no solo eso, la jubilación anticipada está próxima a firmarse y esto supondría, según cálculos de los sindicatos de la policía local, que en 2020 haya 200 policías menos en las calles de la capital hispalense. La falta de personal de los dos cuerpos de policía obliga a los sindicatos a solicitar que se convoquen cuanto antes unas oposiciones que cubran las bajas.

Falta de coordinación Otro de los problemas que más daño hace a la labor policial en general es la falta de coordinación operativa de los diversos cuerpos policiales de la provincia sevillana. Esta falta de cooperación y coordinación, explica la UFP, «nace en la politización de los cuerpos policiales, pues cada dirigente cree tener su cortijo independiente de los demás, cuando una Ley Orgánica obliga a la coordinación entre ellos, (LO 2/86)». Es importante señalar, aclara el secretario provincial de la UFP en Sevilla, Antonio Jurado, que la relación entre los funcionarios es óptima y que son sus responsables políticos los que hacen que la falta de coordinación la sufra el ciudadano».

Es llamativo presenciar que ambos cuerpos –Nacional y Local– sufren una falta de medios importante y de vital importancia para su seguridad. La más llamativa, quizás, es la falta de chalecos antibalas para hombres y mujeres mientras España está en alerta 4 por terrorismo. Los edificios que ocupan los cuerpos son deficitarios y a pesar de que muchos han sido construidos hace pocos años, presentan deficiencias serias que afectan a los policías y a los ciudadanos.

«Comisario Vidal vuelve» La Policía Nacional vive momentos de idas y salidas. En concreto, la última salida afectó al Comisario Francisco Javier Vidal, cesado recientemente de su función de comisario de Seguridad Ciudadana. Un cese inesperado y que no ha gustado a la plantilla como se pudo observar en la concentración que tuvo lugar el pasado día 22 de diciembre en la rotonda de Blas Infante en la que más de medio centenar de policías de paisano portaron carteles en los que se podían leer mensajes como «Comisario Vidal vuelve». El secretario de organización de la UFP, Pablo Cambronero, ha desvelado que esta maniobra se ha producido porque Vidal «siempre se ha caracterizado durante su corto mandato por la responsabilidad y trabajo incansable para mejorar las condiciones de trabajo de sus policías y la calidad del servicio público al ciudadano». Su marcha ha obligado al sindicato a pronunciarse sobre el trato que el comisario ha recibido y lo califican de «injusto»

Vigilante de seguridad agredido en el Metro de Bilbao: «Sentí un golpe en la espalda, me tiraron y patearon la cabeza»

Dos vigilantes del metro de Bilbao fueron apaleados en San Mamés después de impedir que uno de los agresores se abalanzara sobre una chica

«¡Apoyo en San Mamés. Nos están apaleando!». Txema G. tuvo tiempo de pulsar el botón de la pastilla que lleva enganchada en el pecho del uniforme para pedir ayuda por la emisora. El otro vigilante acababa de ser derribado de un puñetazo y él, al ir a auxiliarle, también terminó en el suelo. «Es muy triste ver a un compañero tirado de un porrazo», confiesa a EL CORREO, aún dolorido por los golpes que le han obligado a coger la baja.

Le tocó trabajar en Nochebuena a partir de la una de la madrugada, cuando se abre el metro en Bilbao. Pero lo peor no fue eso. Cubrían las estaciones de San Mamés y Sarriko, que no están entre las consideradas conflictivas, donde los vigilantes deben ponerse un chaleco antipunzón aunque no sea de su talla.

«Hay gente que no se da cuenta de que estamos para servirles, no para aguantar insultos» Estaban a punto de terminar el turno, sobre las 7.40 horas, cuando él y su compañero Aitor, que llevan años trabajando como guardas, los últimos de ellos contratados por la empresa de seguridad Prosegur en el metro de Bilbao, escucharon «unos gritos procedentes del andén 2, que va a Basauri». El más corpulento de ellos, Aitor, se asomó para comprobar lo que ocurría y vio «a un chico muy excitado, gritando a una chica a la que iba a agredir», por lo que se interpuso. «Y todo fue para evitar que una mujer fuera atacada... Se habría caído de espaldas por las escaleras», se duele Txema.

Airado, el joven se dirigió hacia la salida y «dio un golpetazo a las máquinas validadoras. Como nosotros tenemos que proteger las instalaciones, se lo recriminamos», relata el uniformado. Entonces, aquel individuo «se giró y le dio a mi compañero con el puño cerrado en la cara, le partió la dentadura, le abrió una herida en la encía y le derribó con todo lo grande que es». Por puro instinto, Txema sacó la defensa, «que lo tenemos prohibido», y acudió a «dar apoyo» a su colega. Cuando estaba junto a él, «sentí un golpe en la espalda, me tiraron al suelo y me patearon la cabeza». Al caer, se partió el labio y empezó a sangrar: «Estaba como atontado». Sólo recuerda que vio «cuatro zapatillas en el suelo», por lo que en la denuncia que ha interpuesto en la Ertzaintza ha contabilizado entre «dos o tres agresores». Su compañero se levantó para ayudarle y «volvieron a arremeter contra él, le dejaron bloqueado».

Luxación del pulgar En ese momento, se acercaron unos chavales que, a su juicio, formaban parte del mismo grupo que los agresores: «Me ayudaron a levantar y me dijeron que iban bastante bebidos, que les dejara marchar». Txema y Aitor subieron por las escaleras hasta la salida, pero no llegaron a alcanzarles. En ese momento, aparecieron sus compañeros para ayudarles, ya que «por la noche los trenes pasan cada veinte minutos». Cuando paró la primera unidad, se desplazaron hasta la base de Bolueta y un encargado les llevó a la mutua de urgencias, donde a Txema le diagnosticaron una luxación en el dedo pulgar, que está «algo astillado», y dos chichones en la cabeza.«Y todo fue para evitar que una mujer fuera atacada. Habría caído de espaldas por las escaleras»

Hace siete años sufrió otra agresión, le tuvieron que practicar «cuatro puntos de sutura por un cabezazo». Recientemente, además, han llevado a juicio a un grupo de guitarristas que tienen prohibido tocar en el metro, acusados de «amenazas e intento de agresión». Los insultos son habituales, especialmente por parte de los que «vienen pasados de alcohol los fines de semana, y te los tienes que tragar, no puedes contestar; también del típico gracioso que se cuela delante de tus narices». Los vigilantes se quejan de que «todavía hay gente que no se da cuenta de que estamos para servirles, por lo que piden «concienciación y respeto».

La mañana de Navidad, mientras a ellos les atendían en la mutua hubo más peleas. «Encima de que tienen un servicio de metro toda la noche para que puedan salir de juerga, no lo valoran», protesta.

La seguridad en los grandes eventos es cosa de todos

Coordinación. La colaboración de todas las administraciones públicas resulta clave para el perfecto funcionamiento de los dispositivos. El Cecop, en Sevilla, es un claro ejemplo

Estas aglomeraciones de público requieren de dispositivos especiales para velar por la seguridad de participantes y de visitantes. Un esfuerzo que exige la coordinación de los distintos cuerpos de seguridad del Estado, Policía Local, efectivos de emergencias sanitarias y de Protección Civil, sin olvidar la colaboración, en mayor o menor medida, de vigilantes de seguridad privada.

En la Semana Santa de Sevilla son casi 3.000 los agentes de la Policía Local y fuerzas de seguridad del Estado que integran el operativo puesto en marcha para la ocasión, fruto de la colaboración entre la Delegación del Gobierno en Andalucía, el Ayuntamiento y la Delegación de la Junta en Sevilla. Un dispositivo que este año, como novedad, se reforzaba desde el Viernes de Dolores para atender a las hermandades de vísperas. El operativo incrementaba la presencia de agentes en jornadas tradicionalmente complicadas, por la excesiva concentración de público y, en líneas generales, aumentaba un 15,5% el número de efectivos, no porque España esté en nivel de alerta cuatro sino por «estrategia de zonificación», como apuntaban desde el Cecop –el centro de coordinación operativa que funciona en Sevilla en este tipo de eventos–.

Al excesivo público se añade, en este caso, la diversificación porque en un mismo intervalo de tiempo tienen lugar diferentes procesiones en distintos puntos de la ciudad. Por ese motivo y en coordinación con las hermandades, se establecía un operativo que dividía todo el Casco Antiguo en 17 zonas prioritarias de actuación, con medidas de seguridad y vías de evacuación.

En este sentido, la coordinación entre las administraciones es muy importante y «fruto del trabajo llevado a cabo desde meses antes», señala el alcalde de Sevilla, Juan Espadas. Coincide con esa opinión el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, que la califica de «excelente, basada en la colaboración, la experiencia acumulada y el diálogo permanente, sumado a la profesionalidad de los agentes». La Feria de Abril, que congrega también a miles de personas en único punto –el Real de Los Remedios– tiene, en cambio, un dispositivo diferente al apuntado en estas líneas. Este plan especial contempla medio millar de policías locales y un aumento de los servicios públicos. La coordinación con la Policía Nacional –una vez más– se traduce en un operativo en torno al primer anillo circundante del recinto ferial, mientras que las actuaciones conjuntas con la Guardia Civil se centran en el tráfico, el flujo de mercancías y el control de los alimentos.

Costes excesivos De los 3.597 eventos que, en su mayoría, tuvieron a la calle como protagonista el pasado año, se celebraron 774 relacionados con el ámbito de las hermandades y cofradías, según datos aportados por el Cecop y que suponen algo más de la quinta parte de los que tienen lugar en Sevilla.

Según la tendencia a final de 2016, la cifra de eventos podría superar los 4.000, con el lógico sobrecoste en servicios municipales como Tussam o Lipasam y, especialmente, en el pago de horas extras a los agentes de la Policía Local.

Esa seguridad, necesaria por otra parte, tiene un elevado coste, con partidas anuales que rondan los siete millones de euros.

Diversa naturaleza No solo son eventos de carácter religioso o ferias con gran arraigo y una tradición de siglos, sino que, de forma frecuente, también se celebran acontecimientos deportivos y otros actos políticos y sociales de enorme trascendencia, como la visita –frustrada finalmente– del anterior presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, a nuestra ciudad, que estaba prevista para el pasado 9 de julio y que motivó la puesta en marcha hasta las últimas horas de un gran dispositivo de seguridad, con la dificultad añadida de coordinar todas esas medidas con la Casa Blanca americana.

Sevilla tiene experiencia en la organización de grandes acontecimientos de alcance internacional, entre ellos, dos campeonatos del mundo de atletismo, finales de fútbol y de baloncesto, una visita del Papa y dos cumbres de la OTAN y siempre con «todas las garantías de seguridad gracias al buen hacer y profesionalidad de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado; cabe destacar la gran labor que realiza la UIP –Unidad de Intervención Policial–», manifiesta el delegado del Gobierno en Andalucía. También el público favorece con su comportamiento el buen desarrollo de esos grandes eventos. «Los sevillanos, por su idiosincrasia, son un ejemplo de civismo y de comportamiento en la calle, como demuestran en Semana Santa y la Feria, caracterizadas con grandes concentraciones de personas», apunta Sanz. La seguridad, además, atrae grandes eventos y al turismo y es «uno de los valores relevantes de la marca Sevilla».

El ‘otro’ partido empieza mucho antes de que pite el árbitro Los días de partidos de fútbol movilizan a muchos efectivos de las fuerzas de orden público y dependiendo de los equipos, de la competición y, sobre todo, de qué determine la Comisión Nacional Antiviolencia –dependiente de la Federación Española de Fútbol– se toman unas medidas de seguridad u otras. Así, un derbi suele declararse siempre de «alto riesgo» y concita a más de 400 policías, entre ellos 350 de la Policía Nacional y medio centenar de la Policía local. Un operativo que se completa con personal del Cuerpo de Bomberos, Protección Civil, la unidad de la Policía Autonómica y Emergencias Sanitarias, sin olvidar a los vigilantes y auxiliares de seguridad privada.

Las medidas de seguridad se incrementan notablemente cuando son encuentros de competiciones internacionales como consecuencia de la llegada de centenares o de miles de seguidores de esos países –en ocasiones, hay aficiones que vienen precedidas de una mala reputación por estar inmersas en continuas trifulcas y desórdenes públicos allá donde viajan–, con lo que se debe extremar el dispositivo. En este sentido, el último operativo diseñado para el partido de Liga de Campeones entre el Sevilla FC y la Juventus de Turín estuvo formado por 800 efectivos. Desde dos horas antes de cada encuentro, la Policía Local procede a retirar veladores en las inmediaciones del estadio y a controlar la venta ambulante y de locales que venden bebida. No obstante, hay altercados aislados que son difíciles de prever porque se produzcan en zonas alejadas del estadio o en los días previos, como sucedió con la agresión de ultras sevillistas a aficionados italianos en vísperas del encuentro y que se saldaba con la detención de 14 seguidores vinculados a los Biris –12 de ellos en libertad con cargos– y varios socios del club. ~

Velar por los peregrinos en la romería y en la aldea almonteña Casi 3.000 efectivos integran cada año el dispositivo de seguridad con motivo de la peregrinación a El Rocío y la posterior procesión por la aldea almonteña. La Guardia Civil suele asumir la mayor parte de ese operativo; en este año, han sido unos dos mil agentes –2.090 efectivos de casi todas las especialidades– quienes formaban parte del dispositivo Rocío Seguro. Su objetivo es siempre el mismo: «los peregrinos pueden disfrutar del camino y divertirse, pero con responsabilidad para garantizar el éxito de un acontecimiento de gran alcance religioso, cultural y turística para Andalucía», subrayan desde la Delegación del Gobierno.

Este operativo se compone a su vez de dos dispositivos: Camino y Aldea. Su fin es velar por la seguridad durante la romería en carreteras, caminos, poblaciones y río, y apoyar a los peregrinos en los caminos de ida y vuelta, así como asegurar la convivencia y la tranquilidad en la aldea. En la Delegación, no obstante, se insiste cada año en el llamamiento a todas las hermandades que participan en la romería –sólo por la provincia pasan más de 70 hacia El Rocío– para el cumplimiento de los horarios establecidos con el objetivo de optimizar el dispositivo previsto.

El servicio de protección de la naturaleza, el servicio marítimo y de actividades subacuáticas de la Guardia Civil participación en este operativo; en su diseño intervienen la Delegación del Gobierno, la Benemérita y la Policía Nacional. Antes, en el discurrir de las hermandades por cada una de las ciudades, es la Policía Local quien se ocupa del tráfico para que todo transcurra con normalidad. ~

Un paseo sin más preocupaciones que el gasto de las compras Diciembre es un mes con altas concentraciones de público en Sevilla, sea por la cantidad de actos organizados al aire libre, los encargos de los Reyes, las tradicionales visitas a los belenes o por el simple hecho de pasear y contemplar el alumbrado público. Por ese motivo, desde la Delegación se diseña también para estas fechas un plan denominado Comercio Seguro Interior. Se trata de un dispositivo impulsado por el Ministerio del Interior en toda España y que supone un despliegue específico para las zonas comerciales, con el objetivo de prevenir la comisión de hurtos, estafas, robos y otros delitos que suelen registrarse coincidiendo con las grandes aglomeraciones de público.

En torno al millar y medio de policías trabajan en la ciudad para garantizar la seguridad en las compras de Navidad. Estos días, numerosos agentes de la Policía Nacional visiblemente armados se distribuyen por las principales calles del centro. No es un operativo extraordinario por el atentado de Berlín sino que forma parte del citado plan del departamento que dirige Juan Ignacio Zoido, que comprende las zonas de mayor afluencia de ciudadanos y en las que se ubican la mayoría de los comercios, como Sierpes, Tetuán, Cuna, La Campana y la Encarnación, entre otras.

Este dispositivo de seguridad se extiende, además, a otras zonas alejadas del centro histórico, como son Nervión, Asunción, Altozano y San Jacinto, aunque también se hace un especial seguimiento en los centros comerciales. Junto a este operativo, el Ayuntamiento pone en marcha, en tres fases, un plan especial de movilidad que se prolonga hasta el próximo 6 de enero. ~

Privacidad vs. Seguridad

Resultado de imagen de en el punto de mira SPV
Cámaras de vigilancia en espacios públicos: SÍ o NO...

Dos derechos fundamentales que deben convivir sin interferirse. Del mismo modo que la libertad de expresión limita con el derecho al honor del afectado (Art. 20 de la Constitución), la intimidad personal debe ser inviolable en el espacio que le pertenece, y los medios de protección individual o colectiva no deben invadir territorio privado, salvo casos de emergencia extrema.


Definiciones DRAE:

1ª.- Espacio vital: 1. m. Ámbito territorial que necesitan las colectividades y los pueblos para desarrollarse.

2ª.- Dominio público: 1. m. Der. Dominio de los bienes destinados al uso público…que abarca vías urbanas, plazas, parques, jardines, zona litoral, estaciones, puertos, aeropuertos…

3ª.- Privacidad: 2. f. Ámbito de la vida privada que se tiene derecho a proteger de cualquier intromisión.

La 1ª contiene a las otras dos, pero no en mezcolanza descontrolada, sino que cada concepto tiene un área específica dentro del espacio vital. Parece evidente que el ámbito de la vida privada no tiene nada que ver con el dominio público de uso colectivo, donde el sentido de privacidad no cabe por tratarse de espacios libres, abiertos y concurridos, incluida la posible presencia de cámaras de vigilancia por motivos de seguridad ciudadana.

La legitimidad de los comportamientos íntimos está limitada a la discreción de cuatro paredes convencionales que, a su vez, protegen de cualquier irrupción externa que atente contra dicho derecho individual. Pero si algún supuesto acto de libertad absoluta se desarrollase al aire libre, a la vista de todos, podría ser motivo de escándalo público y objeto de posible sanción. Igual caso que la comisión de un delito, acción de vandalismo callejero o eventual episodio de trapicheo; cuya detección e investigación posterior se vería facilitada por las cámaras debidamente instaladas en espacio público; sin perjuicio del derecho a la intimidad, que debiera estar ubicada en otro escenario bien definido y ajeno al territorio compartido con el resto de habitantes.

La contraindicación más reseñable es la desconfianza por el posible uso fraudulento, oficial u oficioso, que las autoridades responsables pudieran hacer de las grabaciones con fines que no fueran los legalmente prescritos. No es juicio temerario ni sospecha baldía, pues hay antecedentes al respecto, mucho más graves, si cabe, que la simple indiscreción mediática.

P.ej.: En la caja negra de los aviones quedan grabados los datos del vuelo, la comunicación con los controles y las conversaciones particulares de los pilotos en cabina, para, en caso de accidente, obtener todos los datos posibles en una investigación que permita dilucidar responsabilidades y corregir los motivos que provocaron el desastre.

Son profesionales que sacrifican una parte de su derecho a la privacidad en nombre de la seguridad. Pero, en teoría, dicha cesión lo es a cambio de la garantía de que los datos obtenidos no pueden salir del ámbito estricto de la investigación del accidente, al mismo nivel o superior que un secreto de sumario. Por desgracia, dicha protección no existe, pues siempre asistimos con desolación a ostentosas filtraciones interesadas que vulneran impunemente secretos oficiales que, en el caso de la aviación, afecta a la seguridad aérea, y por lo tanto a la vida de las personas. Sería terrible que los pilotos, ante la indefensión de sus derechos, decidieran rescindir el dispendio de ser grabados.

Otro inconveniente planteado contra las cámaras ciudadanas es la fuerte oposición de algunos responsables políticos, que se niegan en redondo so pretexto de un ficticio atentado contra la intimidad personal. Demostrada razonada y razonablemente la compatibilidad, sin solaparse, de los espacios públicos y privados, quienes se oponen con tanto énfasis parecen retratarse como si tuvieran algo que ocultar en público. Tan sencillo como disfrutar de lo suyo donde deben, y poder andar con la cabeza bien alta allá donde todo el mundo puede verlos. Tampoco es aceptable que la firmeza de decisiones políticas esté afectada por el cálculo sobre el número de votos presentes y futuros, o que haga temblar las patas de la poltrona.

La Policía patrulla con armas de guerra ante la alerta yihadista


Las Fuerzas de Seguridad cambian el protocolo y exhiben fusiles y subfusiles en lugares públicos


Los agentes tienen órdenes de «neutralizar» a los posibles terroristas en caso de enfrentamiento

Los policías y guardias civiles han recuperado el uso de las armas largas -fusiles o subfusiles de asalto- para la protección de los espacios públicos y están recibiendo instrucción para cambiar la mentalidad en el desempeño de su trabajo de vigilancia: donde antes se les recomedaba que disparar era lo último que debían hacer, ahora se les prepara para «neutralizar» -es la palabra que se utiliza- con su armamento, de forma taxativa, a los eventuales terroristas a los que se tengan que enfrentar.

Éstas son dos de las muchas modificaciones que se están produciendo -a golpe de atentado- en las Fuerzas de Seguridad españolas. Cada vez que los miembros del autodenominado Estado Islámico (IS) han ejecutado un ataque en Francia, Inglaterra o Alemania, los agentes españoles han tomado nota para ir modificando sus estrategias. Al decir de los propios protagonistas, el atentado contra el semanario satírico Charlie Hebdo -cometido en enero de 2015-, las circunstancias en las que éste se produjo, constituyó el punto de inflexión. Los terroristas asesinaron a 12 personas al entrar en la sede de la publicación. A continuación mataron en la calle a un policía y se atrincheraron en una empresa con varios rehenes, donde al final fueron abatidos.

Lo que quedó en las retinas de los responsables de las Fuerzas de Seguridadfueron las imágenes del policía al que los terroristas hirieron en el estómago para después rematarlo en el suelo. También cómo se enfrentaron los agentes franceses a la huida de los terroristas: en las imágenes se aprecia el intento del policía de enfrentarse a ellos con un arma corta mientras los yihadistas están provistos de fusiles de asalto. A raíz de esas evidencias, las autoridades policiales decidieron reforzar la dotación individual con la que cuentan los policías y los guardias civiles para enfrentarse a esta amenaza. De haber continuado igual, los agentes estarían enfretándose con una nueve milímetros parabellum a agresores que utilizan armas largas como los kalashnikov. Ahora, se han recuperado fusiles de asalto y las armas con calibre de guerra como los 5.56 o los 7.62 para patrullar por lugares públicos como plazas o aeropuertos. Los responsables reconocen que el cambio no está llegando de forma automática a todo el mundo, pero que se está trabajando en ello, así como en la preparación y en la reacción que se debe tener ante un atentado.

NIVEL 4 DE ALERTA

Máximo refuerzo. Desde junio de 2015, España mantiene el nivel 4 de alerta antiterrorista. Este nivel supone «el máximo reforzamiento de los dispositivos de seguridad». Las principales tareas corresponden a la Policía y a la Guardia Civil, pero el Ejército también recibe información.

Análisis continuo. De forma periódica, los especialistas analizan la posibilidad de modificar el nivel, bien sea para aumentarlo o rebajarlo. De momento, el Ministerio del Interior ya ha informado de que no modificará durante las Navidades este estado.

«Nos han educado, nos han formado en el criterio de que disparar es lo último que se debe hacer en un momento conflictivo. Disparar, se ha dicho siempre, es un mecanismo de defensa que puede acarrear problemas de todo tipo, porque se pueda producir un error o, sencillamente, porque siempre trae problemas jurídicos. Nos encontramos que entre los agentes había un porcentaje alto con dificultades para asumir el uso de las armas de un modo más expeditivo. Ante la amenaza del IS se está intentando cambiar la mentalidad respecto al uso del arma bajo el concepto y con la finalidad de neutralizar al agresor. En cualquier caso, quienes tienen capacidad para enfrentarse a momentos tan delicados son las Unidades de Intervención», describen fuentes policiales.

El modo de atrincherarse de los terroristas que atacaron el semanario francés también ha dado ideas a los policías españoles de cómo prevenir y reaccionar ante este tipo de circunstancias. «Se han cambiado totalmente los procedimientos», afirman las citadas fuentes sin entrar en mayores detalles para no dar ventajas a los hipotéticos atacantes. «Cuando antes entrabas a por un delincuente podías encontrarte con un tiro o con una agresión con arma blanca. Ahora nos podemos encontrar con tipos atrincherados y bien pertrechados. Y aquí los protocolos varían».

Se ha evolucionado en la composición de las patrullas: para cubrir determinados servicios preventivos en los que hay grandes aglomeraciones de gente ya no van sólo dos agentes, sino grupos «de una entidad numérica mayor». En la instrucción individual se están incorporando procedimientos de reacción y para situaciones puntuales -como las que se conjuraron en los ataques con camión de Niza o Berlín- se están estudiando restricciones de la circulación que, en cualquier caso, no se podrían aplicar con carácter general y que tampoco son infalibles.

El terrorismo de ETA sirve como experiencia a las Fuerzas de Seguridad para estar vigilantes respecto a determinadas cosas pero, según los especialistas, su planteamiento respecto a los ataques contra los que los expertos denominan «objetivos blandos», era muy distinto al del IS y además, era bastante habitual que se produjese una llamada previa. «El carácter con el que actuamos es diferente porque el ataque del enemigo actual también es diferente. Estamos en un proceso de adaptación y sin duda los dispositivos de seguridad, el carácter y la actitud con los que abordamos este problema han cambiado en el último año y medio».