Noticias Destacadas SPV Sevilla


21 de febrero de 2017

GIJÓN: Sorprendidos in fraganti llevándose cobre de un edificio en obras en Viesques

Los agentes fueron requeridos por una vigilante de seguridad del propio inmueble. Aseguraba haber escuchado «ruidos extraños» Los dos individuos, de 56 y 50 años, cuentan con numerosos antecedentes, la mayoría de ellos por delitos contra la propiedad La Policía Nacional detuvo la madrugada del sábado a dos individuos acusados de intentar robar material en un edificio en construcción en Viesques. Los hechos ocurrieron sobre las cuatro horas. Los agentes fueron requeridos por una vigilante de seguridad del propio inmueble. Aseguraba haber escuchado «ruidos extraños». Los funcionarios, una vez en el lugar, sorprendieron «a dos hombres con dos linternas mientras arrojaban cable de cobre de una planta a otra, con el objetivo de sustraerlo», señalaron fuentes de la Comisaría de la Policía Nacional.

Los dos individuos, de 56 y 50 años y naturales de Gijón y Málaga respectivamente, cuentan con numerosos antecedentes, la mayoría de ellos por delitos contra la propiedad. Ambos fueron puestos a disposición del juzgado de guardia, cuyo titular determinó su puesta en libertad con cargos a la espera de que avance la instrucción.

Investigación abierta Las fuerzas de seguridad del Estado investigan si los detenidos este fin de semana pudieran estar involucrados en otras sustracciones de cable de cobre que fueron perpetradas los últimos meses en vías públicas, instalaciones deportivas, parques e incluso carreteras.

20 de febrero de 2017

Denuncian retrasos en el pago en Seguridad Integral Canaria

Trabajadores de la empresa Seguridad Integral Canaria se han concentrado en la mañana de este lunes en las dependencias de la Subdelegación de Defensa en Huelva para protestar “por los reiterados incumplimientos del convenio colectivo, siendo el más grave el retraso continuado en el pago del salario“.

Según informa FeSMC – UGT Huelva en un comunicado de prensa “viene siendo frecuente que la empresa se demore en el abono de sus nóminas desde del pasado mes de agosto de 2016”, por lo que afirman “no se trata de una situación excepcional”. En este sentido, el sindicato asegura haber interpuesto denuncias en la Inspección de Trabajo y requerido en numerosas ocasiones a la empresa que abone los haberes en los plazos que marca el convenio colectivo, pero ésta -aseguran- ha hecho caso omiso “en una clara interpretación de desprecio hacia sus profesionales que, sin duda, constituyen el valor más importante que tiene”.

Así mismo, destacan que “las argumentaciones vertidas por la empresa de problemas comerciales entre el Ministerio de Defensa y su proveedor, Seguridad Integral Canaria, si es que los hubiese, en ningún caso pueden trasladarse a los profesionales que prestan seguridad privada en sus instalaciones”. Por ello, continúan, “desde FeSMC – UGT Huelva vamos a poner todos los medios jurídicos y de acción sindical a nuestro alcance, para que en Defensa, como en toda la Administración Pública, se realicen las contrataciones con la garantía y el cumplimento del convenio colectivo estatal y la Ley de Seguridad Privada.

Es absolutamente prioritario que en el Ministerio de Defensa se tenga la determinación y voluntad política de ser exigente con sus proveedores de seguridad privada al objeto de velar que desde la administración pública que, con dinero público, sostenemos entre todos, y no se produzcan ni se permitan situaciones de fraude e ilegalidad como la que a través de la presente queremos poner de manifiesto”. Para finalizar, el sindicato llama a sumar esfuerzos “para conseguir que empresas como Seguridad Integral Canaria, Marsegur o Sinergias operen en el mercado de la seguridad privada respetando el convenio colectivo estatal y ofertando servicios de calidad, no bajando los precios y precarizando el empleo”.

El 'striptease' de Prosegur destapa quién gana dinero y quién no dentro del grupo

El flujo de caja da para que puedan dar dividendo la matriz y su nueva filial cotizada

Prosegur ha hecho un auténtico 'striptease' financiero para vender la salida a Bolsa de su filial de blindados, a la que ha bautizado como Prosegur Cash. Al dividir el grupo en tres trozos (seguridad, alarmas y cash), ha desvelado al mercado que el dedicado al transporte de fondos, con unas ventas equivalentes al 44% del total, alimenta gran parte del beneficio y de la generación de caja consolidados. El resto de las divisiones apenas ganan dinero pero generan caja para que el grupo pueda repartir dos dividendos, uno de la matriz y otro de la filial de blindados.

Y con la sa­lida a Bolsa de su her­mana po­drán crecer sin en­deu­darse, lo que be­ne­fi­ciará tam­bién a la ma­triz. La sa­lida a Bolsa de Prosegur Cash está pre­vista en prin­cipio para la se­gunda quin­cena de marzo. Los di­rec­tivos de la ma­triz, que ya co­tiza con el nombre de Prosegur Compañía de Seguridad, han pre­pa­rado un do­cu­mento de casi cien pá­ginas para pre­sentar a los ana­listas in­ter­na­cio­nales las bon­dades de su fi­lial de trans­porte de fon­dos. Para ello han te­nido que des­nudar el grupo des­pués de rea­lizar una pro­funda trans­for­ma­ción so­cie­taria y con­table para agru­parlo por uni­dades de ne­gocio y no por países como es­taba hasta ahora.

La broma le ha cos­tado un pico en im­puestos (42 mi­llones pa­gados en más de siete paí­ses), pero ya está he­cho. Una vez des­po­jado de sus ro­pas, Prosegur apa­rece como un hol­ding en el que la fi­lial que ahora quiere co­locar en el mer­cado es casi la única que gana di­nero. Con ci­fras ofi­ciales del propio grupo, Prosegur cerró 2016 con un be­ne­ficio neto de 185 mi­llones de euros (sin tener en cuenta los costes ex­tra­or­di­na­rios de la re­es­truc­tu­ra­ción so­cie­ta­ria).

La fi­lial de blin­da­dos, Prosegur Cash, cerró el año, según las ci­fras que se les pre­sentan a los ana­lis­tas, con 182 mi­llones de euros de be­ne­ficio neto. Es de­cir, que esta parte del ne­gocio ge­neró el 98% del re­sul­tado final del grupo. En 2015, las cuentas ofi­ciales del grupo arro­jaron un be­ne­ficio neto de 183 mi­llones de euros y la fi­lial de blin­da­dos, según las ci­fras que se pre­sentan ahora a los ana­lis­tas, ob­tuvo un re­sul­tado de 195 mi­llo­nes, o lo que es lo mismo, mien­tras esa parte del ne­gocio ga­naba di­nero, el resto es­taba en equi­li­brio o en nú­meros ro­jos.

La joya de la co­ro­na Pero a veces la cifra final del be­ne­ficio neto no es la más re­pre­sen­ta­tiva, porque puede ser menor por un coste su­pe­rior de los in­tereses de la deuda, un mayor vo­lumen de amor­ti­za­ciones o por un peso su­pe­rior de las tasas e im­pues­tos. Si la me­dida se aplica sobre el be­ne­ficio bruto de ex­plo­ta­ción (Ebitda), re­sulta que el 2015 la fi­lial de blin­dados de Prosegur ob­tuvo 382 mi­llones de euros sobre un total con­so­li­dado de 448 mi­llones (un 85% del to­tal). En 2016 las ci­fras han sido de 382 y 458 mi­llo­nes, res­pec­ti­va­mente (un 84% del to­tal). Si avan­zamos una línea más en la cuenta de re­sul­tados y com­pa­ramos el be­ne­ficio neto de ex­plo­ta­ción (Ebit), Prosegur Cash logró en 2015 un total de 282 mi­llones sobre un total de 324 mi­llones de euros del grupo (un 87% del to­tal) y en 2016 las ci­fras han sido, res­pec­ti­va­mente, de 320 sobre 342 mi­llones (94% del to­tal).

Después de ver estas cuentas está claro que Prosegur Cash es la joya de la co­rona del grupo. Ahora, con su sa­lida a Bolsa, los dueños de más del 50% del ca­pital de la ma­triz, la fa­milia Revoredo, pre­tenden in­yectar al hol­ding entre 750 y 1.600 mi­llones de eu­ros, según sea el precio que lo­gren los co­lo­ca­dores y el por­cen­taje de ca­pital que sean ca­paces de ven­der. Los fondos ob­te­ni­dos, que serán apor­tados por in­ver­sores ins­ti­tu­cio­nales (no habrá tramo de mi­no­ris­tas), irán des­ti­nados a can­celar deu­das, fi­nan­ciar la ex­pan­sión del resto de di­vi­siones y si es po­sible para re­partir un di­vi­dendo ex­tra­or­di­nario entre los ac­cio­nistas de la ma­triz.

Dos di­vi­den­dos Prosegur Cash es ahora pro­piedad cien por cien de Prosegur Sistemas de Seguridad. Con la sa­lida a Bolsa la ma­triz pre­tende co­locar entre un 25% y un 40% del ca­pital de la fi­lial, de modo que se­guirá man­dando. La banda de pre­cios que han ma­ne­jado los ana­listas y que ahora tienen que con­trastar con los po­si­bles in­ver­sores se sitúa entre los 3.000 y los 4.000 mi­llones de euros para el cien por cien de la com­pañía que se pre­tende co­locar en el par­qué. Pero lo que sí ha pro­me­tido antes de saber qué están dis­puestos a pagar los in­ver­sores es que re­par­tirá entre el 50% y el 60% de su be­ne­ficio neto anual en di­vi­den­dos.

La gran pre­gunta que ahora asalta es si des­pués de este debut en el parqué habrá di­nero para que la ma­triz y la fi­lial sigan re­tri­bu­yendo a sus ac­cio­nis­tas. Con un nivel de be­ne­ficio como el de 2016, Prosegur Cash de­bería un di­vi­dendo de entre 93 y 111 mi­llones de euros para cum­plir su pro­mesa tras la sa­lida a Bolsa. Es más, en los do­cu­mentos pre­sen­tados a los ana­lis­tas, dice que el plan­tea­miento ini­cial es pagar can­ti­dades tri­mes­tral­mente y que la pri­mera sería abo­nada ya en di­ciembre de 2017 a cuenta de los re­sul­tados del año.

La ma­triz, por su parte, ya re­partió en 2016 (en cuatro ve­ces) un di­vi­dendo or­di­nario de 11 cén­timos por tí­tulo y otro ex­tra­or­di­nario de una sola vez de 10 cén­timos por ac­ción. En total des­em­bolsó por ello 120 mi­llones de euros de caja. El flujo de caja ope­ra­tivo con­so­li­dado as­cendió el pa­sado año a 318 mi­llones de eu­ros, con­tando 53 mi­llones de au­mento de ca­pital cir­cu­lante pro­ce­dente de la di­fe­rencia de plazos entre el cobro a acree­dores y el pago a pro­vee­do­res. De hecho la com­pañía le ha dicho a los ana­listas que busca cam­biar el mix de fi­nan­cia­ción de sus in­ver­siones de man­te­ni­miento de ac­ti­vidad (capex) au­men­tando la parte pro­ce­dente de ca­pital cir­cu­lante de los clien­tes.

En cual­quier caso, con ese di­nero puede pagar los algo más de 60 mi­llones de euros de di­vi­dendo or­di­nario y los 93 a 111 mi­llones del di­vi­dendo de la fi­lial Prosegur Cash. En ningún caso se vería com­pro­me­tido el nivel de in­ver­sión ne­ce­saria para la ac­ti­vi­dad. En cuanto a las in­ver­siones en cre­ci­miento de las di­vi­siones de alarmas y se­gu­ridad pri­vada, los fondos que ob­tendrá la ma­triz con la co­lo­ca­ción de parte del ca­pital de Prosegur Cash le per­mi­tirá afron­tarlas sin tener que acudir a un mayor en­deu­da­miento.

Inversiones Al fi­na­lizar 2016, la deuda fi­nan­ciera neta con­so­li­dada de Prosegur era de 712 mi­llones de eu­ros, con una po­si­ción neta de te­so­rería de 825 mi­llo­nes. El coste medio de la deuda se sitúa en el 2,7%, lo que re­pre­senta una dis­mi­nu­ción de seis dé­cimas frente al 3,3% que le cos­taban los prés­tamos en 2015. La deuda fi­nan­ciera neta se sitúa en un ratio de 1,4 veces el Ebitda. La caída en el coste de los cré­ditos ha ve­nido mo­ti­vada pre­ci­sa­mente por la sus­crip­ción de un cré­dito sin­di­cado de 600 mi­llones de euros a nombre de Prosegur Cash que deja el coste total de la deuda de esta fi­lial en el 1,9% y re­dunda en una re­duc­ción del tipo medio ge­neral de la deuda con­so­li­dada.

Fijándonos en Prosegur Cash, que es la que va a salir a Bolsa, su deuda es de 520 mi­llo­nes, con un ratio de en­deu­da­miento que tam­bién es de 1,4 veces el Ebitda. Los co­ve­nant de los bancos (las con­di­ciones que in­cluyen en los prés­tamos para dejar a la em­presa que haga lo que quiera con su ca­ja), señalan que la em­presa no podrá pasar de un ratio de en­deu­da­miento de 3,5 veces el Ebitda sin pedir per­miso a los acree­do­res. La cifra está muy lejos de lo que pre­tenden los di­rec­tivos de Prosegur, que ya han ace­le­rado en los úl­timos años la ex­pan­sión y el cre­ci­miento de esta fi­lial que ahora, según los datos apor­tados a los ana­lis­tas, tiene pre­visto de­dicar entre 50 y 150 mi­llones anuales en este año y los dos si­guientes para se­guir cre­ciendo en zonas como Asia u Oriente Medio. Estas in­ver­siones no ago­tarán los fondos que pre­vi­si­ble­mente sa­cará la ma­triz con su sa­lida a Bolsa.

19 de febrero de 2017

Trabajar en el turno de noche

Las personas que se ven obligadas a trabajar entre las diez de la noche y las seis de la mañana suelen sufrir diversos problemas tanto físicos como psicológicos. Te contamos cómo hacerles frente.

Hay estudios que demuestran que trabajar (de forma permanente, o rotatoria) en turno de noche tiene consecuencias adversas sobre la salud de las personas, especialmente si el trabajador tiene este turno durante mucho tiempo. El organismo de los seres humanos está preparado para trabajar de día y descansar de noche. Por este motivo, durante la noche disminuyen las aptitudes físicas y mentales de las personas, y mantenerse despiertos y realizando una actividad que requiera concentración supone un mayor esfuerzo del que necesitarían durante el día para hacer lo mismo. Este “desgaste extra” tiene un efecto acumulativo y puede originar afecciones como hipertensión e hipercolesterolemia, lo que a su vez incrementa el riesgo de sufrir cardiopatías.

La Organización Internacional del Trabajao (OIT) estima que un trabajador envejecerá prematuramente cinco años por cada 15 años que permanezca en horario de trabajo nocturno. Aunque los problemas de salud no se empiecen a manifestar hasta después de cinco o 10 años de trabajo nocturno, la disminución del rendimiento del trabajador a consecuencia de la fatiga acumulada por la inadaptación al horario, es mucho más fácil de detectar.

Las personas están más alerta y rinden más entre las ocho de la mañana y las seis de la tarde. Fuera de este horario, sobre todo si se sobrepasan las ocho horas de trabajo, es más fácil cometer errores y, por lo tanto, los accidentes laborales son mucho más frecuentes y graves. La siniestralidad se incrementa en relación con el ritmo y la carga de trabajo y, además, también aumenta la posibilidad de tener un accidente al regresar el trabajador a su casa tras la jornada laboral.

El horario de trabajo no sólo afecta a la cantidad y calidad del sueño, también tiene repercusiones sobre la conducta alimentaria del individuo. Para mantener una buena salud es necesario llevar una dieta equilibrada, que aporte los nutrientes esenciales para el correcto funcionamiento del organismo, pero, además, es conveniente que los alimentos se repartan en varias tomas a lo largo del día, al menos tres y, a ser posible, que se trate de comida caliente. El trabajo nocturno también desestabiliza los hábitos alimentarios y, con frecuencia, los trabajadores que hacen este turno ingieren comidas rápidas que no tienen la calidad suficiente. El problema suele ser que cuando se levantan no tienen apetito y, cuando lo tienen, están trabajando, y si no pueden hacer un descanso para tomar una comida caliente y adecuada a sus necesidades, calman el hambre con cualquier chuchería.

Unos hábitos alimentarios inadecuados y mantenidos en el tiempo ocasionan trastornos en el aparato digestivo como gastritis, ardor de estómago, gases, úlcera de estómago, digestiones pesadas... Además, el consumo frecuente de ciertos alimentos como bocadillos de embutidos grasos y dulces, en sustitución de una dieta equilibrada, que resulta más difícil de seguir con el horario de turno de noche, origina sobrepeso y obesidad.

Problema psicológicos relacionados con el turno de noche Entre los trabajadores del turno de noche también son mucho más frecuentes los problemas psicológicos que entre la población general. Esto no sólo se debe a los trastornos físicos que les provoca la falta de un horario regular para descansar y comer, sino que deriva sobre todo de la dificultad que tienen para llevar una vida social satisfactoria.

Todas las actividades cotidianas están estructuradas para ser realizadas en horario diurno. Como la mayoría de las personas duermen desde las once o doce de la noche hasta las seis o las siete de la mañana, y trabajan, estudian, o realizan otro tipo de actividades durante el día, se considera normal destinar las tardes y los fines de semana a las relaciones sociales y familiares.

Los trabajadores de turno de noche, sin embargo, ven limitadas sus posibilidades de interaccionar con los demás. Se resiente su relación de pareja y también la que mantienen con sus hijos, ya que apenas pueden pasar tiempo juntos y, además, el resto de la familia debe adecuarse a su horario de sueño y limitar ciertas actividades en el hogar que podrían interferir con su descanso. Si los dos miembros de la pareja trabajan es más difícil todavía organizarse para compartir el ocio, o realizar actividades en común o compartidas con los hijos. Esto es especialmente difícil cuando trabajar en turno nocturno supone tener que hacerlo también los fines de semana y/o festivos como Navidad, Semana Santa, etcétera.

El trabajador, además, puede desarrollar con el tiempo el denominado síndrome burnout (síndrome de estar quemado), que se caracteriza por un agotamiento emocional que se manifiesta con un cansancio excesivo, tanto físico como psicológico. El individuo, entonces, se aísla socialmente y mantiene una actitud fría y distante hacia las personas de su entorno, disminuyendo también su eficacia en el trabajo. La fatiga no remite con el descanso y el afectado presenta síntomas como: reducción de su capacidad de concentración o de memoria a corto plazo, dolores musculares, cervicales o multiarticulares (que no son consecuencia de una enfermedad diagnosticada, como la artritis), dolor de cabeza, sueño de poca calidad, y malestar prolongado tras realizar algún esfuerzo.

En general, los problemas que afectan con mayor frecuencia e intensidad a los trabajadores del turno de noche son:

→Alteración del ritmo circadiano, que tiene como consecuencia un déficit permanente de sueño.
→Trastornos digestivos (ardor de estómago, gastritis, malas digestiones) y del aparato circulatorio.
→Cambios en el carácter, irritabilidad, nerviosismo y agresividad.
Estrés.
→Problemas en sus relaciones sociales y familiares.
→Dificultades para llevar una vida sexual satisfactoria.
→Mayor incidencia en el consumo de alcohol y tabaco.
→Disminución en el rendimiento laboral.
→Aumento de la susceptibilidad a sufrir un accidente.

18 de febrero de 2017

VALENCIA: Un informe de la Guardia Civil pone en peligro la seguridad de los policías locales

El SPPLB ha solicitado a la Comisión de Coordinación una reunión urgente y que incluya en su orden del día el INFORME elaborado por la Guardia Civil, Dirección Adjunta Corporativa de la VI Zona de Valencia en el cual los Policías Locales en situación Administrativa de Segunda Actividad no pueden portar armas de fuego.

Desde un punto de vista de la normativa vigente tanto como establece el Reglamento de Armas como desde la propia normativa de la Policía Local este informe es un auténtico esperpento. No se ajusta a la normativa vigente y hace una interpretación de la Segunda Actividad muy a la ligera. El Reglamento de Armas es muy claro, la licencia de tipo A que tienen los Policías Locales es su placa de policía, es decir su NIP (número de identificación Profesional) el cual les acredita como tales mientras están en situación de ACTIVO. La situación de Policía Local en segunda actividad es una situación administrativa, pero el POLICIA LOCAL ESTA EN ACTIVO, es decir debe de portar su arma de fuego reglamentaria. De hecho muchos de ellos se dedican a cuidar dependencias policiales, autoridades locales etc.

Desde el SPPLB queremos subrayar nuestra total repulsa y rechazo ante este informe que evidencia una total falta de conocimiento jurídico de la normativa sobre armas como de la que afecta a los Cuerpos de la Policía Local. Desde el SPPLB vamos a recurrir dicho informe por vía judicial, además que todos aquéllos Ayuntamientos que lo pongan en práctica y retiren el arma de fuego a los Policías Locales serán demandados por el SPPLB. El SPPLB no va a permitir que un informe que no se ajusta a la normativa vigente ponga en peligro la seguridad de los Policías Locales y por extensión la de los Ciudadanos que se encuentran bajo su protección. Parece mentira que el informe obvie que nos encontramos en situación de Alerta Antiterrorista nivel 4 de un total de 5, estamos luchando por todos los medios para la protección de los Agentes Locales con chalecos antibala, armas largas etc y ahora un informe que no tiene ni pies ni cabeza pretende retirarnos el arma de fuego. No lo vamos a tolerar.

Hacemos responsable directo al Director de la Agencia de Seguridad y Respuestas a las Emergencias, el Sr. José María Ángel por su falta de implicación y respuesta inmediata ante éste ataque a los Policías Locales. Otros informes anteriores comunicaban que los Policías Locales no podían sacar sus armas reglamentarias de las dependencias policiales para asistir a las prácticas de tiro, que para más “inri” son obligatorias, No débenos olvidar también que hay vigilantes jurados que patrullan algún termino municipal, por todo ello es evidente y patente que al Sr. Director de la Agencia no le preocupa lo más mínimo la seguridad de los Policías Locales y por lo tanto de los ciudadanos.

El Sr. Director está mucho mejor intentando modificar una Ley que perjudica seriamente a los Policías Locales que en defenderlos de los ataques a su seguridad. Esperamos su respuesta, que de momento es la callada.

El PSOE responsable de la Seguridad de los Policías Locales debería de manifestarse de una manera clara en defensa de los Policías Locales, en vez de echar balones fuera.

Securitas factura la mitad que Prosegur en España, pero sacan tajada del ‘boom’ de la seguridad privada

La primera, filial de la multinacional sueca (líder mundial), ingresa 450 millones (+4,5%). Mientras, Prosegur, número uno en nuestro país, factura 940 millones (+4,9%).

El resultado operativo de Securitas crece un 19%, tras el acertado cambio de modelo de negocio. Y es que Soluciones de Seguridad ha comido terreno a la vigilancia presencial: supone el 44% de los ingresos. Por su parte, Prosegur tiene metas más altas: sacará a bolsa su filial más rentable (Cash) para crecer con compras.

En los últimos años, varias compañías sacan tajada del ‘boom’ de la seguridad privada en España (aunque afortunadamente, la seguridad pública sigue funcionando). En esta ocasión nos centraremos en las más grandes y en sus diferencias: Securitas factura la mitad queProsegur en nuestro país. La primera es una filial de la multinacional sueca (líder mundial del sector y fundada por Erik Philip-Sörensen en 1934) que cuenta con 17.000 empleados y este año cumple 25 años en nuestro país. Y tiene razones para estar contenta porque sus ingresos han sido de 450 millones de euros en 2016 (+4,5%). Mientras, el resultado operativo ha crecido un 19%, demostrando que el cambio de modelo “fue una decisión acertada y oportuna”, según ha subrayado el Ceo de Securitas Seguridad España, Zacarías Erimias. De esta manera, encadena su tercera mejora anual consecutiva, por la incorporación de tecnología, la cual ha posibilitado que Soluciones de Seguridad comiera terreno a la vigilancia presencial: ya representa el 44% de la facturación.

Mientras, Prosegur es líder en seguridad privada en nuestro país y es un grupo que fue fundado por el empresario argentino Herberto Gut (ya fallecido) en 1976 y hoy dirige su viuda, Helena Revoredo, con su hijo, Christian. El negocio le va bien, como reflejaron susresultados de 2016, y sobre todo, en su casa, donde facturó 940 millones (+4,9%), siendo el país que más ha aportado a los 3.902 millones de ingresos totales. Pero Prosegur parece que tiene metas más altas que Securitas: va a sacar a bolsa su filial más rentable (Prosegur Cash), que representa la mitad de la facturación, eso sí, manteniendo la participación mayoritaria. Se trata del negocio de logística, encargado del traslado de efectivo (ya saben, los famosos furgones amarillos), y con su OPV se busca liquidez para crecer con compras, pues la mitad de ese mercado está en manos de pequeñas compañías. Claro que con este paso Prosegur no hace nada nuevo: es su estrategia desde 2011 (ya ha comprado 18 firmas).

17 de febrero de 2017

Comunicación de los sindicatos a la Comisión Negociadora del Convenio de Seguridad Privada

CSIF Prosegur SIS Sevilla: denuncias de quita y pon

Nuestra Sección Sindical en Prosegur SIS Sevilla recibió a finales de Enero una comunicación del SERCLA (Sistema  Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía) informándonos de un conflicto colectivo promovido por la Sección Sindical de CSIF frente a Prosegur SIS por incumplimiento del Convenio Colectivo de seguridad privada en su Art. 46, y citándonos para el 9 de Febrero, por ser parte interesada.

Inmediatamente, la representación de SPV se puso al habla con el Sr. Portela, como promotor del conflicto colectivo, comunicándole la intención de apoyar la denuncia de CSIF por entender que esta basada en hechos que efectivamente estaba incumpliendo la citada Prosegur SIS en su Delegación de Sevilla. Como era de suponer y de esperar, la interposición de esta demanda de CSIF fue ampliamente difundida por toda la plantilla

Días después, con fecha 3 de Febrero, recibimos otra correspondencia del SERCLA comunicándonos el desistimiendo del promotor del Conflicto Colectivo y por tanto la finalización del procedimiento. Eso sí, lo que no recibimos es ni una sola llamada del CSIF indicándonos los motivos o las causas que habían propiciado que días después de poner un conflicto colectivo se quite sin más. Tampoco se ha informado por parte de este sindicato a la plantilla el porqué de la retirada de esta denuncia, en clara contradicción con la publicidad que se le dio cuando se puso el conflicto.

Ello sabrán, pero cualquier trabajador de la plantilla de Prosegur SIS Sevilla tiene todo el derecho del mundo a pensar mal, cuando se pone una denuncia de este calibre y días después se quita sin informar a la plantilla del porqué ni dar información ninguna al respecto. Lo ideal es que, cuando se apuesta por denunciar gravemente a la patronal, se lleve hasta las últimas consecuencias el procedimiento y no quitarlo salvo que exista una razón de peso, y si no, en el peor de los casos, que se explique con pelos y señales cuales han sido los acuerdos que han hecho posible quitar la denuncia. De lo contrario, uno se arriesga a estar en boca de todo el mundo y al mayor de los descréditos...


Securitas incrementa su resultado operativo gracias a la incorporación de la tecnología en su modelo de negocio

Resultado de imagen de securitas edificio
CRECE UN 19%

Securitas Seguridad España ha logrado una facturación en 2016 de 450 Millones de Euros, un 4,5% más que en el anterior ejercicio. El crecimiento del 19% del resultado operativo refleja el acierto de la nueva estrategia de Securitas, multinacional de origen sueco, que en los últimos años ha realizado un profundo cambio en su modelo de negocio, utilizando la tecnología como palanca.

En base a esta estrategia, el peso del negocio ha basculado desde la vigilancia presencial (que representaba el 100% de la facturación hace tan sólo cinco años) a las Soluciones de Seguridad con un componente tecnológico importante, que hoy en día representan el 44% de la facturación. “Vamos por el buen camino. Se trata del tercer año consecutivo que registramos una mejora del resultado operativo. Eso significa que nuestro cambio de modelo fue una decisión acertada y oportuna.

Crear un entorno seguro para que las empresas puedan concentrarse en lo esencial de su negocio es nuestro cometido y ahora podemos hacerlo de una manera más eficaz y más eficiente gracias a la tecnología”, explica Zacarías Erimias, Consejero Delegado de Securitas Seguridad España.


Los españoles cobramos mucho menos que la media europea

La disparidad de los salarios en la Europa de los 28 queda patente si tenemos en cuenta que oscilan, en el caso de los hombres, desde los 659 euros en Bulgaria a los 6.189 euros en Dinamarca.

La crisis no sólo destruyó más de tres millones de empleos, también provocó una fuerte devaluación salarial de la que aún no nos hemos recuperado. De hecho, los sueldos en España están muy por debajo de los salarios medios de la Unión Europea y muy alejados de los del norte, centro y sur de Europa. Sólo estamos, según un informe de UGT, por delante de Portugal y de los países del Este de Europa.

Y si los españoles, en general, tenemos sueldos inferiores a los de la mayoría de nuestros colegas europeos, las mujeres se encuentran aún en peor situación. De acuerdo al informe elaborado por el sindicato que lidera Pepe Álvarez, las europeas reciben salarios más bajos que los hombres en todos los países de la UEy en la mayor parte de los sectores, lo que provoca que tengan que dedicar un porcentaje mayor de dinero que los hombres para hacer su compra semanal de alimentación. Así, las mujeres en España destinan un 9,81% de su salario a la cesta de la compra frente a un 8,21% del sueldo que dedican los hombres a este fin. De hecho, de un total de 21 países de de la UE, España ocupa el séptimo puesto en esta brecha entre mujeres y hombres en la cesta de la compra. Por eso, el sindicato considera que es necesario que se apruebe y se haga efectiva cuanto antes una Ley de Igualdad Salarial.

Las mujeres en España tienen un salario medio mensual de 1.813 euros frente a los 2.166 euros de los hombres, y mientras las primeras dedican casi 178 euros a la cesta de la compra (un 9,81%), los hombres destinan el 8,21%, según el estudio de UGT, que se basa en datos de Eurostat y de la última encuesta de estructura salarial. Y este porcentaje es aún mayor (entre un 22% y un 30%) en el caso de las mujeres rumanas, búlgaras o lituanas, pese a cobrar salarios inferiores, en concreto, 517, 406 y 667 euros respectivamente. En sentido contrario, el salario medio de las mujeres danesas es de 3.804 euros al mes (más del doble que el de las españolas) y apenas destinan a la cesta de la compra el 6,6%.

Por sectores, la hostelería es el que registra los salarios más bajos de toda la UE. Y aquí también la situación de las mujeres se agrava. La brecha salarial más baja se da en Rumanía con un 3,91% (las mujeres reciben sólo 295 euros mensuales, frente a los 307 de los hombres). Y la más alta en Estonia, con una brecha del 20,8%. En España es del 13,08%, muy próxima a la brecha media europea, que se sitúa en el 13,72%. Los salarios de los trabajadores españoles en este sector también se encuentran por debajo de la media: 1.636 euros de sueldo medio mensual los hombres frente a 1.422 las mujeres.